¿Se pueden congelar los refrescos?

por

¿Se pueden congelar los refrescos?

Ahora que se acerca el verano, puede que estés pensando en algunas formas creativas de preparar deliciosas bebidas para la playa o para el entretenimiento.

Quizá hayas mirado en tu despensa y hayas visto una pila de latas de refresco y te hayas preguntado “¿qué pasaría si meto una lata en el congelador?”. 

Entonces, ¿se pueden congelar los refrescos? No, no puedes congelar refrescos en una lata o jarra. La carbonatación del refresco y la expansión del líquido se expandirán al congelarse y podrían hacer que la lata explotara en el congelador o cuando intentaras abrirla. Sin embargo, puedes congelar el refresco en bandejas de cubitos de hielo.

La respuesta es definitivamente no, a menos que quieras arriesgarte a que tu lata o botella explote en el congelador gracias a la carbonatación.

Sigue leyendo para saber más sobre por qué no debes meter esa lata de refresco en el congelador y qué ocurre si lo haces.

¿Qué ocurre si congelas el refresco?

Aunque puede ser tentador congelar tu refresco para convertirlo en una delicia helada, debes mantener esa lata fuera del congelador.

Una vez dejé una lata de refresco en la sección del congelador de mi mini nevera y prácticamente hizo saltar la puerta.

Los refrescos están hechos principalmente de agua, y cuando se congela el agua, se expande. Como las latas y botellas de refrescos suelen estar llenas hasta arriba, no hay espacio para que este líquido se vaya una vez que se congela.

También están carbonatadas, un proceso en el que se infunde dióxido de carbono en el líquido a alta presión para dar ese producto final burbujeante y efervescente. Este gas crea esa efervescencia satisfactoria de una buena lata de refresco.

Añade la expansión del agua congelada a la presión de la carbonatación y tendrás una receta para el desastre. 

Cuando tu refresco se congela, se expande y empuja el dióxido de carbono hacia fuera, ya que es mucho menos soluble en sólidos que en líquidos. Esto puede hacer que las latas se deformen y posiblemente incluso exploten, ya sea en el congelador o al abrirlas.

¿Se puede congelar el refresco en cubitos de hielo?

El principal problema de la congelación de los refrescos surge si intentas congelarlos en el recipiente en el que vienen. Como regla general, los líquidos a base de agua (como el zumo o el refresco) se expanden alrededor de un 10% una vez congelados. Así que, a menos que venga en una botella o lata con mucho espacio extra, habrá problemas. 

Pero, ¿puedes congelar un refresco en una cubitera? Sí, se puede. Sólo tienes que asegurarte de dejar espacio en la bandeja para que el refresco se expanda y no se derrame por todas partes.

Recuerda, sin embargo, que al congelar el refresco el CO2 será expulsado, por lo que vas a perder la efervescencia cuando se descongele.

Debes tener en cuenta que si congelas el refresco en una cubitera, no vas a obtener cubitos de hielo lisos, sino algo con una textura más bien granulada. La razón por la que el refresco se congela con esta textura es que empuja las moléculas de agua fuera de la forma que necesitan para formar hielo.

La única forma de conseguir cubitos de hielo lisos de refresco es utilizar algo que congele el dióxido de carbono, como el hielo seco o el nitrógeno líquido. Pero si lo que buscas es más bien un refresco granizado, ¡congelar en una bandeja de cubitos de hielo funciona muy bien! 

¿Se puede congelar el refresco en un vaso?

Al igual que congelar el refresco en una cubitera, también puedes congelarlo en un vaso, siempre que dejes algo de espacio en la parte superior. Una buena regla general es dejar unos dos centímetros de espacio por debajo del borde para que se expanda. 

Recuerda que la congelación de tu refresco siempre te dará una textura granulada y perderás la carbonatación al congelarlo. Así que tendrás todo el sabor de tu refresco, pero probablemente no obtendrás la misma efervescencia, si es que la hay, una vez que lo congeles. 

¿Se puede congelar el agua de soda?

El agua con gas se carboniza de la misma manera que los refrescos aromatizados y azucarados. La única diferencia es que no contiene azúcar. Así que, no, no puedes congelar el agua de soda en la lata o la botella en la que viene o probablemente explotará. 

Sin embargo, puedes congelar el agua de soda en una bandeja de cubitos de hielo o en un vaso, pero al igual que la soda, perderá su carbonatación y terminará con una textura más bien granulada y no como un cubito de hielo sólido. 

Alex Couto

¡Hola! Me llamo Alex. Empecé este sitio web, sinceramente, porque alguien me dijo que no podía. Dijeron que no quedaba sitio en el mundo para “otro bloguero gastronómico”. Ahora bien, puede que no tenga el gusto más adquirido, y puede que no sea un chef profesional, pero eso no significa que no tenga algunas ideas y estrategias estupendas. Este sitio web está lleno de consejos fáciles y prácticos para congelar, recalentar, deshidratar o cualquier otra cosa que puedas hacer con la comida. Los artículos están escritos por expertos en alimentación, chefs, cocineros caseros y yo. ¡Tu amigo, Alex!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.