Polvo de hornear sin aluminio – Por qué es mejor

por

polvo de hornear sin aluminio

Para dar volumen y ligereza a tus galletas, pasteles, magdalenas, panes rápidos y bizcochos, un ingrediente clave es la levadura en polvo.

Esta mezcla es lo que se llama un agente leudante y reacciona con distintos elementos, como el calor o el líquido, para ayudar a elevar tus rebozados y masas a nuevas alturas. 

Hay mucho debate sobre qué tipo de levadura en polvo es mejor: ¿aluminio o levadura en polvo sin aluminio? Aunque la levadura en polvo de aluminio te da un poco más de libertad a la hora de preparar la masa, se paga el precio del sabor final de la receta. 

Puesto que el sabor es el rey en el mundo de la repostería, debes asegurarte de que los ingredientes que utilizas contribuyen al sabor final en lugar de restarlo o, en algunos casos, incluso arruinarlo. 

Entonces, ¿qué es la levadura en polvo sin aluminio y por qué es mejor que la levadura en polvo normal? Esta levadura en polvo no contiene ácidos hechos de aluminio, por lo que no dejará un regusto metálico en tus productos horneados, aunque es más sensible al tiempo, ya que empieza a actuar en cuanto mezclas la masa. 

Sigue leyendo para descubrir cómo funcionan los polvos de hornear, la diferencia entre los polvos de hornear sin aluminio y los polvos de hornear normales, por qué son mejores los polvos de hornear sin aluminio y cómo sustituir los polvos de hornear normales por polvos de hornear sin aluminio. 

¿Cómo funciona la levadura en polvo? 

Antes de entrar en la diferencia entre la levadura en polvo sin aluminio y la normal, probablemente deberíamos entender cómo funciona la levadura en polvo en general.

Es probable que hayas visto etiquetas de levadura en polvo de acción rápida, lenta y doble. ¿Pero qué significa eso?

La levadura en polvo es una combinación de bicarbonato sódico (bicarbonato de sodio) y un ácido débil diseñado para reaccionar con distintas sustancias y producir un leudado, o acción fermentadora, en productos horneados como panes rápidos, galletas, pasteles, bizcochos y magdalenas. 

Muchos polvos de hornear combinan este bicarbonato sódico con compuestos ácidos llamados fosfato sódico de aluminio y sulfato sódico de aluminio. Estos compuestos ácidos están hechos de aluminio y reaccionan con el calor para crear un aumento en tus productos horneados. 

Como no empiezan a actuar hasta que se calientan, los polvos de hornear con aluminio no son tan sensibles al tiempo como los que no contienen aluminio.

Otros polvos de hornear contienen distintos tipos de ácidos débiles que no proceden del aluminio. Estos polvos de hornear reaccionan con los líquidos para iniciar el proceso de fermentación. Esto significa que tu masa o batido empezará a burbujear y a subir en cuanto lo mezcles todo. 

Para evitar que el horneado se desinfle y quede duro, deberás introducir las masas y masas sin aluminio en el horno lo antes posible después de mezclarlas. 

Polvo de hornear normal frente a polvo de hornear sin aluminio

La principal diferencia entre la levadura química sin aluminio y la normal es que la levadura típica tiene unos compuestos llamados fosfato sódico de aluminio y sulfato sódico de aluminio, que pueden dejar un sabor metálico al hornear. 

La principal diferencia que es probable que notes es de sabor, sobre todo si utilizas levadura en polvo en cosas como galletas, que no tienen muchos otros sabores para enmascarar el sabor a aluminio.

Sin embargo, hay otra diferencia en cuanto al funcionamiento de estos polvos de hornear. 

La levadura química sin aluminio tiende a reaccionar con los líquidos. Esta reacción es lo que provoca la acción ascendente en el horneado, ya que el polvo de hornear burbujea y levanta la masa. 

La principal preocupación con este tipo de levadura en polvo es que debes pasar de la mezcla al horno CUANTO ANTES, ya que el proceso de burbujeo comienza en cuanto entra en contacto con el líquido.

Si esperas demasiado para llevar la masa al horno, puede perder su volumen y acabar plana y dura. 

Los polvos de hornear que contienen aluminio tienden a reaccionar al calor, por lo que no hay la misma urgencia en pasar de mezclar la masa a meterla en el horno. Como reacciona al calor y no al líquido, la levadura en polvo normal con aluminio te da un poco más de espacio y tiempo para jugar. 

Dicho esto, si no piensas mezclar la masa y dejarla reposar durante horas, la mejor opción es la levadura química sin aluminio, ya que te proporcionará un gran levado sin el desagradable sabor metálico que puede tener la levadura química normal. 

¿Por qué la levadura química sin aluminio es mejor que la normal? 

La razón principal por la que la levadura química sin aluminio es mejor que la normal se reduce a una cosa: el sabor. Y cuando horneamos algo delicioso, el sabor es realmente lo único que importa al final. 

Con la levadura en polvo de aluminio, existe el riesgo de que el sabor metálico de los ácidos de aluminio utilizados para provocar la acción leudante afecte al sabor final de lo que estés horneando. 

Aunque puede que no notes el sabor metálico en platos ricos como la tarta de chocolate, si estás horneando bizcocho de vainilla, galletas o cualquier otra cosa que tenga un sabor más sutil, corres el riesgo de anular el delicado sabor con el metal afilado. 

La principal diferencia con la que te vas a encontrar cuando utilices levadura química sin aluminio es que tendrás que meter la masa en el horno lo antes posible. 

Como el agente leudante de la levadura en polvo sin aluminio empieza a actuar en cuanto se combina, debes meter en el horno lo que vayas a hornear para que la acción de fermentación no empiece y termine antes de que empieces el proceso de horneado. 

Cómo sustituir la levadura normal por levadura química sin aluminio 

Cuando se trata de sustituir la levadura normal por levadura en polvo sin aluminio, no tienes que hacer nada distinto en cuanto a las medidas.

Puedes utilizar la levadura en polvo sin aluminio indistintamente con la levadura en polvo normal en una proporción de 1:1.

La principal diferencia es que la levadura en polvo de aluminio es sensible al calor, mientras que la levadura en polvo sin aluminio es sensible a los líquidos.

Mientras que la levadura en polvo normal no empieza a subir hasta que se somete al calor, la levadura en polvo sin aluminio empieza a subir en cuanto se mezcla con la masa. 

Esto significa que, si utilizas levadura en polvo sin aluminio, deberás meterla en el horno lo antes posible, ya que la reacción química se inicia en cuanto se añade a la masa o batido. 

Si esperas demasiado entre el momento en que mezclas la masa o la masa y el momento en que la metes en el horno, puedes perderte el periodo de fermentación y acabar con un producto final plano y duro. 

Cómo hacer levadura química sin aluminio

Si quieres hacer tu propia levadura en polvo sin aluminio en la comodidad de tu casa, es rápido y fácil. Sólo necesitas unos pocos ingredientes: bicarbonato sódico, crémor tártaro y maicena. 

Como la levadura en polvo no es más que bicarbonato sódico y algún tipo de ácido débil, puedes utilizar cremor tártaro para obtener los mismos resultados que con una levadura en polvo sin aluminio comprada en la tienda. Asegúrate de incluir la maicena como amortiguador. 

Ingredientes

  • 1 parte de bicarbonato sódico
  • 2 partes de crémor tártaro
  • 1 parte de maicena*.

Instrucciones

  • Mezcla los tres ingredientes, asegurándote de batirlos bien. 
  • Guárdalos en un recipiente hermético y utilízalos en proporción 1 a 1 con la levadura en polvo en cualquier receta. 

*Si no tienes maicena, también puedes utilizar en su lugar almidón de arroz, fécula de patata, almidón de arrurruz o almidón de tapioca. 

Reflexiones finales

Si buscas una forma de mejorar el sabor de tu repostería casera, considera la posibilidad de utilizar levadura en polvo sin aluminio.

Los polvos de hornear normales contienen unos compuestos ácidos llamados fosfato sódico de aluminio y sulfato sódico de aluminio.

Estos compuestos están diseñados para impedir que se produzca la acción fermentadora de la levadura en polvo hasta que la masa alcance una temperatura elevada. Sin embargo, este retraso en la subida tiene un coste: un posible sabor metálico en el producto final. 

Muchos panaderos han compartido su consternación por dedicar tiempo a preparar la masa de galleta mantecosa perfecta o un sutil bizcocho de vainilla, sólo para que el resultado final se estropee por el regusto metálico del aluminio de la levadura en polvo.

Si quieres conservar el sabor de tus productos horneados, prueba a utilizar levadura química sin aluminio. Tendrás que pasar rápidamente de mezclar la masa al horno, ya que la acción de fermentación comienza en cuanto la levadura en polvo entra en contacto con el líquido, pero el resultado final merece la pena. 

¿Has hecho alguna vez tu propia levadura química sin aluminio? ¿Qué tal te ha ido? Cuéntanos cómo te ha ido en los comentarios.

Alex Couto

¡Hola! Me llamo Alex. Empecé este sitio web, sinceramente, porque alguien me dijo que no podía. Dijeron que no quedaba sitio en el mundo para “otro bloguero gastronómico”. Ahora bien, puede que no tenga el gusto más adquirido, y puede que no sea un chef profesional, pero eso no significa que no tenga algunas ideas y estrategias estupendas. Este sitio web está lleno de consejos fáciles y prácticos para congelar, recalentar, deshidratar o cualquier otra cosa que puedas hacer con la comida. Los artículos están escritos por expertos en alimentación, chefs, cocineros caseros y yo. ¡Tu amigo, Alex!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.