Salchichas rebozadas

30 de agosto de 2021

Las salchichas rebozadas son un elemento básico de la cocina irlandesa y británica. Este plato es muy apreciado por muchos y tiene una fama que rivaliza con el fish and chips.

Este plato clásico suele servirse con patatas fritas (o papas fritas) y viene con los complementos necesarios: mostaza, ketchup y (si te gusta) una cerveza fría.

¿Cuál es la mejor salchicha que se puede utilizar?

Hay muchas salchichas que se pueden utilizar para esta receta. Aquí tienes algunas de mis favoritas:

  • Salchicha Frankfurter. Se trata de una salchicha sancochada hecha completamente de carne de cerdo. Estas salchichas son deliciosas y súper prácticas, ya que sólo tardan unos minutos en cocinarse.
  • Salchicha Kielbasa. Es una salchicha polaca clásica. Esta salchicha se puede freír y tiene un sabroso sabor a ajo y especias.
  • Salchicha italiana. Esta salchicha tiene un hermoso sabor terroso, parecido al del regaliz, debido a la presencia de anís en la mezcla de especias. Es posible que la salchicha tenga que cocinarse antes de freírse, así que tenlo en cuenta cuando elijas este tipo de salchicha.

Si buscas una opción kosher, opta por salchichas que provengan de fábricas certificadas como kosher y que estén hechas con carne de vaca, pollo o cordero.

¿Es necesario usar cerveza?

Aunque la cerveza no es totalmente necesaria para el éxito de las salchichas rebozadas, en cierto modo hace que la receta sea tan deliciosa como lo es.

La razón por la que la cerveza es tan necesaria es porque añade tres ingredientes en un solo vertido: dióxido de carbono, agentes espumantes y alcohol.

El dióxido de carbono es crucial aquí. Cuando el dióxido de carbono presente en la masa entra en contacto con el aceite caliente, el gas ya presente sale de la masa, creando una corteza ligera e hinchada alrededor de la salchicha.

Por supuesto, este gas no podría mantenerse sin los agentes espumantes adecuados. El champán también es una bebida burbujeante, pero las burbujas del champán estallan demasiado rápido para hinchar la masa.

La tercera parte importante es el alcohol. Modera la temperatura interna y crispa la corteza.

El alcohol se evapora más rápido que el agua, así que la masa hecha con cerveza se cocinará más rápido que la hecha con leche o agua.

Cuanto más rápido se seque el rebozado y se haga crujiente, menor será la posibilidad de que el rebozado no se cocine lo suficiente o de que las salchichas se pasen de cocción.

¿Puedo utilizar cerveza sin alcohol?

Sí, es posible utilizar cerveza sin alcohol. Aunque el alcohol ayuda durante el proceso de fritura, el dióxido de carbono y los agentes espumantes siguen ayudando a conseguir una corteza exterior súper crujiente.

¿Cuál es la mejor cerveza para usar?

Para la textura, lo mejor es utilizar cervezas rubias o pilsners. Éstas funcionan bien porque hacen que la masa sea ligera y la airean.

Sin embargo, a veces se añade cerveza para mejorar el sabor del plato final. Así que, si buscas algo así, puedes optar por una cerveza negra como la Guinness o la belga. Estas te ayudarán a añadir un sabor profundo y robusto a tus salchichas.

¿Puedo hacerlo sin gluten?

Por supuesto. Sólo tienes que asegurarte de utilizar harina sin gluten. Tendrás que ajustar ligeramente la receta debido a que la harina sin gluten tiene aditivos aglutinantes.

Empieza combinando una ½ taza de harina para empezar y luego vierte gradualmente la cerveza. Cuando tengas una masa espesa como la de las tortitas, deberías estar listo.

¿Puedo añadir especias a la masa?

Esta masa es muy básica, y eso es lo mejor. Puedes utilizar esta masa con cualquier tipo de salchicha. Sin embargo, puedes añadir algunos sabores complementarios a este rebozado dependiendo de la salchicha que utilices.

A veces me gusta añadir algo de chile en polvo, salsa Sriracha, mostaza en polvo o incluso algunas hierbas. Puedes personalizar este rebozado a tu gusto y añadir tus condimentos favoritos.

Cómo servir las salchichas rebozadas

Tradicionalmente, estas salchichas se sirven con patatas fritas. Sin embargo, en lugar de patatas fritas normales, puedes utilizar también boniatos.

La mostaza también es un condimento clásico para las salchichas rebozadas, así que asegúrate de tener un poco preparada cuando te sientes a comer este delicioso plato.

Cómo hacer salchichas rebozadas

Paso 1

Reúne los ingredientes.

Vierte la cerveza y bate hasta que tengas una masa suave y sin grumos.

Salchichas rebozadas

Paso 2

Calienta 2 pulgadas de aceite en una sartén o prepara tu freidora.

Espolvorea las salchichas ligeramente con la harina antes de rebozarlas. Este paso no es obligatorio, pero creo que la masa se adhiere mejor a la salchicha si se hace antes.

Salchichas rebozadas

Paso 3

Coloca con cuidado las salchichas en el aceite calentado a 350°F.

Fríe las salchichas hasta que se doren.

Saca las salchichas del aceite y colócalas en un plato forrado con papel. Espolvorea con un poco de sal gruesa.

Salchichas rebozadas

Paso 4

Sírvelas con patatas fritas, pepinillos o simplemente con mostaza.

Salchichas rebozadas
5/5 (1 Review)