Rollos de canela sin azúcar moreno

21 de septiembre de 2020

Los rollos de canela siempre son una delicia. Hay algo de celebración en el hecho de morder un pastel esponjoso y espolvoreado de canela con un glaseado dulce y pegajoso que gotea por los lados.

Son un desayuno perfecto para las fiestas, ya que siempre llenan la casa con ondas de especias cálidas y la insinuación de una dulce sorpresa en el horno.

Aunque hay muchos nombres diferentes para los pasteles arremolinados como los rollos de canela, incluidos los bollos pegajosos, los bollos de nuez y los bollos de canela, esta receta es para la delicia clásica.

No hay frutos secos, sólo mucha canela envuelta en una masa casera parecida al brioche y rociada con un glaseado blanco brillante.

Esta receta tiene tres componentes: la masa, el relleno y un glaseado rápido. Aunque no necesitas necesariamente el glaseado, es muy recomendable.

Cómo hacer rollos de canela sin azúcar moreno

La masa en sí es una rica masa con levadura. Eso significa que incluye mantequilla para dar sabor, textura aterciopelada y ternura, así como levadura para conseguir la característica hinchazón que se espera de un rollo de canela bien hecho.

Sin embargo, lo que es diferente en esta receta de rollo de canela es que no hay azúcar moreno en la masa, el relleno o el glaseado.

Mientras que la mayoría de las recetas de rollos de canela requieren azúcar moreno tanto en la masa como en el glaseado, aquí se utiliza azúcar blanco. El azúcar blanco produce rollos de canela ligeros y esponjosos con la cantidad justa de dulzor.

El azúcar moreno, que obtiene su color más oscuro y su sabor a caramelo de la melaza, añade densidad y un aspecto tostado a la mayoría de los productos horneados. Sin embargo, si sustituyes el azúcar moreno por el blanco, conseguirás unos panecillos perfectamente dorados y acolchados.

En lugar de azúcar moreno, estos bollos de canela obtienen su color tostado gracias a mucha canela. Añadirás la cálida especia tanto a la masa como al relleno. El resultado es un bollo matutino repleto de sabor sin demasiado dulzor.

Aunque esta receta tiene tres componentes, cada uno de ellos es bastante sencillo. La masa se prepara en un bol para mezclar, con ingredientes domésticos comunes. Puedes utilizar leche entera normal o suero de leche para que esté más tierna.

Una vez mezclada la masa y antes de dar forma a tus bollos de canela, déjala reposar durante 10 minutos en el bol de la batidora. Esto permite que el gluten (una proteína de la harina que hace que tus productos horneados sean elásticos y masticables) se relaje. El gluten relajado hace que sea mucho más fácil enrollar y dar forma a la masa en bollos arremolinados.

Si ves que te cuesta conseguir que la masa coopere bajo el rodillo, aléjate y deja que repose unos minutos más.

Cuanto más tires de la masa y la hagas rodar, más se agarrotará el gluten y será más difícil trabajar con él. Pero tras unos minutos de reposo, debería volver a ser agradable y flexible.

Dar forma y fermentar los bollos de canela caseros

Para dar forma a los bollos, extiende la masa en un rectángulo largo sobre una superficie de trabajo enharinada para evitar que se pegue.

Extiende el relleno de mantequilla, canela y azúcar de manera uniforme sobre la masa, hasta los bordes. Sólo querrás dejar un pequeño borde a lo largo de la parte superior para cerrar los panecillos.

A continuación, enrolla la masa en una espiral apretada, empezando por el extremo más largo. Deberías tener un bonito tronco redondeado. Corta el tronco en trozos uniformes, y voilá: tienes unos rollos de canela en espiral perfectos.

El otro factor que aporta esponjosidad a estos rollos de canela es la levadura. Utiliza levadura instantánea para esta receta, que es de acción rápida y no necesita activación, como otras formas de levadura. Sin embargo, como todo pan con levadura, esta masa necesita tiempo para subir.

Una vez que hayas dado forma a los panecillos, colócalos en una fuente de horno, dejando unos 5 cm de espacio entre cada panecillo. Deja que suban en la fuente de horno durante al menos 25 minutos en un lugar cálido.

Si es un día frío, mete los bollos en el horno (siempre que esté apagado), que suele estar un poco más caliente que tu cocina. Si no, puedes subir los bollos directamente a la encimera, cubiertos con un paño húmedo.

El aire caliente favorece la actividad de la levadura, lo que hace que los bollos suban rápidamente. Los bollos habrán terminado de subir y estarán listos para hornearse cuando estén hinchados y aireados y la distancia entre ellos se haya cerrado un poco.

En ese momento, pásalos al horno caliente para que se cocinen durante unos 25 minutos, hasta que los bollos estén dorados por encima.

Glaseado rápido para los bollos de canela

Mientras se hornean los bollos, puedes preparar el glaseado rápido de 3 ingredientes. Sólo tienes que batir el azúcar, la vainilla y un chorrito de leche hasta obtener un glaseado blanco y brillante que se pueda verter.

Cuando los bollos salgan del horno, cúbrelos con el glaseado mientras estén calientes. Parte del glaseado se derretirá en los bollos calientes.

Aunque puedes disfrutar de estos bollos de canela sin el glaseado, es muy fácil de preparar y añade una magnífica cobertura brillante a tus bollos de canela dorados.

¡Ahora sólo queda disfrutar de tus obras maestras!

Cómo hacer bollos de canela sin azúcar moreno

Paso 1

Reúne los ingredientes

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 2

Mezcla los ingredientes secos

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 3

Mezcla los ingredientes húmedos con los secos

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 4

Deja reposar la masa durante 10 minutos

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 5

Extiende la masa sobre una superficie ligeramente enharinada

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 6

Extiende una generosa cantidad de mantequilla (1/4 de taza) por encima

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 7

Espolvorea generosamente con canela y azúcar

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 8

Enróllalo

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 9

Corta en trozos de 5 centímetros (se harán 7 rollos de canela)

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 10

Colócalos en una fuente de horno o molde previamente engrasado

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 11

Hornea a 350 grados F durante 25-30 minutos

Rollos de canela sin azúcar moreno

Paso 12

Rocía con el glaseado (instrucciones más abajo) y ¡disfruta!

Rollos de canela sin azúcar moreno
5/5 (1 Review)