Pudín de chocolate sin maicena

21 de septiembre de 2020

¿Te apetece un poco de pudin de chocolate, pero no tienes una mezcla de pudin? ¿Quieres hacer el tuyo propio, pero no te queda maicena en la despensa?

No es necesario que te sientas mal o triste, ya que hay una solución. Puedes hacer el pudin más delicioso y cremoso sin necesidad de maicena.

Hacer budín es muy fácil con unos pocos ingredientes esenciales que probablemente tengas en alguna parte de tu despensa.

Este postre a la antigua es algo que puedes cocinar en el horno y tenerlo en la mesa en pocos minutos.

La clave es cocinar el pudín a fuego medio-alto y batir constantemente hasta que alcance la consistencia deseada.

La gente suele pensar que es imposible hacer el pudin sin maicena. La maicena es un polvo muy fino, pero tiene tendencia a convertir el pudin en un amasijo de grumos, por lo que hacer un pudin sin ella es realmente beneficioso.

Cómo espesar el pudin sin maicena

A continuación te explicamos cómo espesar con éxito el pudin sin maicena:

Evita los grumos - Asegúrate de combinar los ingredientes secos en una cacerola. Mézclalos bien. A continuación, incorpora gradualmente la leche y bate bien hasta obtener una mezcla homogénea. Así te asegurarás de tener un pudín suave.
Utiliza leche de vaca entera - Por supuesto, puedes utilizar otros tipos de leche, como la de almendras o la de coco, pero no utilices nata espesa. La nata espesa hará que el pudin sea demasiado denso. Si utilizas algo fino, como leche desnatada, el pudin quedará demasiado fino.

Cómo hacer pudin sin gluten, sin lácteos y sin huevo

  • Sin gluten - Si puedes encontrar un cacao en polvo y una harina certificados como GF, tendrás un pudin de chocolate sin gluten apto para los que tienen intolerancia al gluten. Como se trata de una receta bastante básica, puede soportar algunos ajustes.
  • Sin lácteos - Para una versión sin lácteos, puedes utilizar leche de almendras, de anacardos o de coco.
  • Sin huevo - ¿Cómo se sustituyen los huevos en el pudin? Añade 4 onzas más de chocolate. Ten en cuenta que esto hará un pudín mucho más espeso. Así que, si alguna vez te quedas sin huevos pero tienes un montón de chocolate, puedes seguir haciendo tu pudin de chocolate.

Cosas para añadir al pudin

Puedes servir este pudin tal cual, tal vez cubierto con algo, pero no es obligatorio. Si quieres añadir algo extra, aquí tienes algunos de nuestros añadidos favoritos:

  • Nata montada, para un capricho cremoso
  • Espolvorear con cacao en polvo, para un mayor sabor a chocolate
  • Cubre con bayas, para darle un toque de frescura
  • O espolvorea con galletas trituradas (Oreo, amaretto) para darle algo de textura.

Ahí lo tienes. Esta receta infalible es todo lo que necesitas.

Cómo hacer budín sin maicena

Ahora, ¡hagamos un poco de pudin para que puedas comerlo!

Paso 1

Coge tus ingredientes, la cacerola y la batidora.

Pudín de chocolate sin maicena

Paso 2

En una cacerola, combina el azúcar, el cacao en polvo y la harina.

Pudín de chocolate sin maicena

Paso 3

Añade el huevo y remueve hasta que tengas una pasta espesa.

Pudín de chocolate sin maicena

Paso 4

Añade la leche y remueve hasta que tengas una mezcla homogénea.

Pudín de chocolate sin maicena
Pudín de chocolate sin maicena

Paso 5

Lleva el pudín a fuego lento, a temperatura media. Cocina hasta que se espese. Añade la mantequilla y la vainilla. Cocina hasta que esté suave.

Pudín de chocolate sin maicena

Paso 6

Transfiere el pudin a un bol resistente al calor. Cúbrelo con una lámina de plástico para evitar que se forme una costra. Deja que el pudin se enfríe.

Pudín de chocolate sin maicena

Paso 7

Vierte el pudin en cuencos para servir y ponle la cobertura que desees.

Pudín de chocolate sin maicena
5/5 (1 Review)