Tarta de vainilla sin harina

1 de diciembre de 2020

Este es un pastel bastante sencillo y simplemente encantador para cualquier ocasión.

Necesitas muy pocos ingredientes para completarlo y la mayor parte del tiempo de preparación se enfría en la nevera.

Abundan las opciones de variación para convertir esta tarta en lo que quieras y ya es sin gluten si tienes alguna alergia.

Tanto si te preparas para las reuniones navideñas como si quieres hacer que cualquier velada sea muy especial, te recomiendo que prepares este pastel antes de empezar a cenar y que lo saques para añadir los ingredientes cuando te apetezca.

¡Así que sigue leyendo para hacer tu propio y fabuloso pastel de vainilla sin harina!

Guía para hacer tu pastel de vainilla sin harina

Este pastel es fácil de hacer y tiene una gran recompensa.

Pero antes de empezar, vamos a repasar cómo preparar y forrar tu molde.

Si no utilizas ya un molde desmontable (que es una gran inversión para cualquier pastelero), hay un truco muy útil que puedes utilizar con papel de pergamino para no tener que esforzarte en sacar el pastel.

Cómo preparar el molde

Si utilizas un molde desmontable, sólo tienes que forrar el fondo y los lados con papel pergamino.

Si no tienes un molde desmontable, prepara el molde para facilitar la extracción del pastel con papel pergamino de la siguiente manera

  1. Corta cuatro tiras largas de papel pergamino para colocarlas debajo de los forros del fondo y de los lados. Alinea dos en cada dirección, creando una cruz.
  2. Corta una tira larga o dos más cortas que sean lo suficientemente gruesas para forrar el lateral del molde, y lo suficientemente largas para que se superpongan un poco, de modo que todo tu pastel quede cubierto.
  3. Corta un último trozo redondo para forrar el fondo del molde y colócalo encima de las cuatro tiras del fondo.

Estas pequeñas tiras te darán una especie de "asas" para ayudarte a sacar el pastel cuando esté listo. ¡Lo agradecerás más adelante!

Cómo hacer un pastel de vainilla sin harina

Para empezar, reúne los ingredientes.

Los ingredientes de alta calidad son siempre muy importantes cuando tu receta tiene muy pocos. Te recomiendo que te ciñas a las marcas de fábrica en las que confíes, y que te gusten. El ingrediente principal aquí es el chocolate blanco.

Esta receta funcionará mejor con trozos de chocolate blanco, en lugar de una tableta de chocolate, porque los trozos tienen una capa que les ayuda a mantener su forma, lo que les da un poder de permanencia adicional cuando se ponen en la forma del pastel.

El otro ingrediente de peso es la vainilla, por supuesto, porque al fin y al cabo se trata de un pastel de vainilla. Compra un extracto de vainilla de buena calidad, nada de imitaciones ni mezclas. Quieres un sabor de vainilla auténtico y puro.

En un bol grande y resistente al calor, añade las pepitas de chocolate, la mantequilla y la sal.

En un cazo pequeño, añade la nata. A fuego medio, pon la nata a hervir suavemente. Es importante vigilar de cerca la nata, ya que puede hervir y escaldarse fácilmente.

Si esto ocurre, será evidente por el olor de la nata. Si hierve, haz una prueba rápida de olfato; si no hueles a leche estropeada, procede con confianza.

Si hueles a leche estropeada, tírala y empieza de nuevo. La leche escaldada hará que el pastel tenga un sabor agrio.

Vierte la nata caliente sobre el chocolate blanco y la mantequilla, debe ser suficiente para cubrir el chocolate sin ahogarlo.

Sin remover la mezcla, cúbrela con un paño de cocina y programa un temporizador para 5 minutos.

Aprovecha esos 5 minutos para limpiar un poco. No pruebes el sabor todavía.

Cuando suene el temporizador, retira el paño de cocina y utiliza una espátula de goma para remover los ingredientes hasta que se combinen. Te costará un poco de esfuerzo, ya que al principio parecerá que hay muchos trozos, pero sigue removiendo hasta que esté bien mezclado.

La "masa" ya está lista.

Vierte la mezcla de chocolate en el molde preparado. Cuando hayas vertido la masa en el molde, cúbrela con papel de sarán y métela en el frigorífico.

El pastel se enfriará completamente en 1 ó 2 horas, pero si lo has planificado con antelación, puedes dejarlo en la nevera hasta 48 horas antes de sacarlo para servirlo.

Una vez que se haya enfriado, comienza la magia.

Sácalo del molde desmontable o utilizando las lengüetas de extracción y retira con cuidado el papel de pergamino mientras lo colocas en tu soporte o plato de servir. Todavía debe estar blanda, como una trufa, pero lo suficientemente estable como para poder manipularla con cuidado.

Cubre con lo que desees. Espolvorear, fruta, más chocolate picado, caramelos decorativos… lo que te apetezca para acompañar a la sabrosa vainilla.

Para el mío, elegí utilizar fresas y frambuesas, polen de abeja y azúcar crudo.

El polen de abeja es uno de mis ingredientes favoritos para los postres, ya que añade un sutil sabor a miel y un bonito colorido natural. El azúcar sin refinar añade un poco de brillo.

Para que este pastel sea aún más bonito e interesante, puedes añadir algo durante la fase de fusión.

Un remolino de chocolate con leche, bayas trituradas o chispitas. Es probable que no sea necesario utilizar coberturas y que se convierta en un postre único e impactante. Además, ¡a veces sólo quieres mezclar!

Cómo hacer esta tarta de vainilla sin harina

Paso de preparación

Engrasa y forra un molde para tartas de 15 cm con tiras de papel pergamino (ver arriba).

Tarta de vainilla sin harina

Paso 1

Reúne los ingredientes.

Añade el chocolate picado, la sal y la mantequilla a un bol grande y resistente al calor.

Tarta de vainilla sin harina

Paso 2

En una olla mediana, pon la nata a hervir a fuego lento, vigilando para que no hierva.

Tarta de vainilla sin harina

Paso 3

Vierte la nata en el bol refractario hasta que cubra el chocolate.

Tapa y deja reposar durante 5 minutos.

Tarta de vainilla sin harina

Paso 4

Añade el extracto de vainilla y remueve la mezcla hasta que sea uniforme.

Transfiere la mezcla de chocolate al molde preparado, cúbrelo con papel de sarán y mételo en el frigorífico durante al menos una hora y hasta 48 horas.

Tarta de vainilla sin harina

Paso 5

Una vez que se haya enfriado, retira el molde y el papel de pergamino. Pásalo a una fuente de servir y ponle los aderezos que desees.

Tarta de vainilla sin harina
Tarta de vainilla sin harina
5/5 (1 Review)