Tarta Red Velvet sin suero de leche

21 de septiembre de 2020

Vamos a sumergirnos en un pastel clásico con esta receta de pastel de terciopelo rojo sin suero de leche.

Este pastel resultará tan húmedo, esponjoso y mantecoso como puedas imaginar. Esta tarta Red Velvet es divertida de hacer y de comer.

Así que, tanto si es el día de San Valentín como si es un cumpleaños o simplemente tienes ganas de algo dulce, ¡la tarta Red Velvet es la respuesta! Es la combinación perfecta de cacao, mantequilla, leche y vinagre, aderezada con la riqueza de un glaseado de queso crema.

Sabores originales de la tarta Red Velvet

Muchas personas que no han probado las bondades de la Tarta Terciopelo Rojo se preguntan a qué sabe. Pueden pensar que es de chocolate, o quizá de vainilla. ¿O tal vez a ambos?

Pues la respuesta no es tan sencilla. La tarta Red Velvet no delata sus ricos sabores con sólo mirarla. Tienes que sumergir tus papilas gustativas en la riqueza del pastel.

Es mucho más que un simple pastel de vainilla con colorante alimentario rojo. En el primer bocado, es posible que no sepas exactamente a qué sabe. Tiene un sabor a chocolate subyacente, oculto bajo la riqueza.

El sabor ácido de los ingredientes complementa el dulzor del pastel. Además, si añades un glaseado de queso crema, añadirás un nivel completamente nuevo a los sabores.

No te preocupes si no puedes identificar el sabor exacto. Es una combinación de tantos sabores diferentes que no puedes separarlos unos de otros.

Para muchos, parece una receta complicada que sólo puede hacer un panadero experto. La buena noticia es que eso no es cierto. Es una receta sencilla que cualquiera puede hacer.

Lo único que tienes que hacer es seguir los pasos y agitar tu varita mágica. El resultado será un dulce y celestial pastel de terciopelo rojo.

Consejos y trucos para la tarta Red Velvet

Aquí tienes los mejores consejos y trucos que te ayudarán a hacer la tarta Red Velvet perfecta.

Harina

La harina es la base del pastel. Por eso, si eliges la harina equivocada, te llevarás una sorpresa, ¡muy desagradable!

Esta receta utiliza harina de repostería o de pastelería. La harina de repostería da un nivel extra de suavidad y terciopelo al pastel.

Si no tienes este tipo de harina en casa, no te preocupes. No hace falta que corras a la tienda de comestibles para conseguirla. También puedes utilizar harina de uso general. Seguirá dando resultados increíbles e impresionará a todos, tanto a los jóvenes como a los mayores.

Asegúrate de tamizar bien la harina. Tamizar la harina ayuda a incorporar aire en la harina. Esto hará que el pastel sea más suave y húmedo.

Cacao en polvo

Asegúrate de utilizar cacao en polvo sin azúcar. Sólo dos cucharadas de cacao en polvo serán suficientes para esta receta. Si te pasas, puedes arruinar los sabores y hacer que tu pastel sea demasiado chocolatoso.

Aceite o mantequilla

A mí me gusta utilizar mantequilla sin sal para la tarta Red Velvet. Si no tienes mantequilla en casa, también puedes sustituirla por aceite.

La regla para utilizar aceite en la repostería es que debes añadir tres cuartas partes de la cantidad de aceite que de mantequilla en la receta.

Esta receta tiene 2/3 de taza de mantequilla. Por tanto, si utilizas aceite, añade sólo ½ taza de aceite. Si utilizas la misma cantidad de aceite que de mantequilla, el pastel no resultará tan denso y suave.

Suero de leche

Mucha gente se queja de que no puede hacer la tarta Red Velvet porque no suele haber suero de leche en casa. No te preocupes. Esto no debería impedirte hacer este delicioso pastel. Te tenemos cubierto.

Para hacer un sustituto del suero de leche, mezclamos leche con una cucharadita de vinagre. Esto te dará los mismos resultados que la versión con suero de leche.

Si no tienes vinagre en casa, puedes utilizar zumo de limón en su lugar.

Glaseado

El glaseado blanco queda muy bien con el rojo del pastel. Además, añade un sutil contraste de sabores.

Puedes utilizar cualquier tipo de glaseado que te guste. El glaseado de queso crema es una opción muy popular porque lleva el pastel a un nivel completamente nuevo.

Asegúrate de enfriar el queso crema durante 10 minutos antes de utilizarlo en la tarta. Esto ayudará a que mantenga su forma.

Colorante alimentario

El colorante alimentario rojo es la clave de esta tarta. Es una buena idea utilizar colorante alimentario, y si quieres optar por un color natural, prueba con polvo de remolacha en su lugar.

Si no quieres colorante alimentario en tu tarta, también puedes omitirlo. El pastel no tendrá el clásico tono rojo, pero seguirá teniendo un sabor lo suficientemente delicioso como para ganarse el corazón de todos.

Otro consejo es hornear y escarchar el pastel un día antes de que lo vayas a servir. Esto hace que los sabores se mezclen muy bien. ¡Este es el tipo de tarta que mejorará con el paso de los días!

Cómo hacer la tarta de terciopelo rojo sin suero de leche

Paso 1

Reúne los ingredientes de la tarta

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 2

Mezcla los ingredientes secos para el pastel

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 3

Añade los huevos y los demás ingredientes húmedos del pastel

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 4

Mezcla todos los ingredientes del pastel

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 5

Reparte uniformemente la mezcla del pastel en dos moldes

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 6

Hornea y deja que se enfríen completamente en rejillas

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 7

Mientras los pasteles se enfrían, reúne los ingredientes para el glaseado

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 8

Coloca todos los ingredientes del glaseado en un bol

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 9

Mézclalo todo hasta que quede cremoso y suave

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 10

Extiende el glaseado de manera uniforme sobre los pasteles completamente fríos

Tarta Red Velvet sin suero de leche

Paso 11

¡Corta y disfruta!

Tarta Red Velvet sin suero de leche
5/5 (1 Review)