Lasaña con bechamel y ricotta

Lasana con bechamel y ricotta

La lasaña es uno de los platos más famosos del mundo. Se creó en la antigua Roma. En algunos escritos filosóficos, Cicerón menciona su pasión por el lagum, que, lo has adivinado, significa lasaña.

Tradicionalmente, la lasaña era un plato de tiras de pasta larga acompañado de un guiso de carne.

Con la expansión del Imperio Romano, este delicioso plato se extendió por toda Europa. Hay constancia de su existencia en recetas de 1.300 en diferentes regiones de Europa.

Con el tiempo, la lasaña se convirtió en las capas de fideos, salsa de carne y queso ricotta que conocemos hoy.

Muchas recetas utilizan bechamel o ricotta, pero nosotros decidimos ir por el camino más indulgente y hacer esta receta de lasaña con bechamel y ricotta.

Índice

¿Cómo se prepara la lasaña?

La preparación de la lasaña es algo laboriosa y supone la conjunción de tres recetas.

  1. Primero hay que preparar la salsa de ragú de carne, a la que dedicaremos un apartado más adelante.
  2. La salsa bechamel es el segundo paso a preparar.
  3. Por último, se cuece un poco la pasta y ya está todo listo.
  4. Procedemos a montar la lasaña y la horneamos durante 45-60 minutos.

Una de las recomendaciones que podemos darte es que cocines la salsa ragú a fuego lento el día anterior a la preparación, el resultado será delicioso porque permitirá que el aroma de los condimentos se note realmente en el plato final.

Además, podrás montar la lasaña más rápidamente porque no tendrás que hacer la salsa ragú el mismo día que prepares la lasaña.

Cómo hacer la salsa ragú como una nonna italiana

El éxito de tu lasaña dependerá sobre todo de la salsa ragú, por lo que debes prestarle especial atención.

Las primeras versiones de la salsa ragú se utilizaban para untar el pan y se consumían como aperitivo en países como Francia. La palabra ragú viene del verbo francés ragouter, que significa "abrir el apetito".

Según la receta conservada por los italianos, la carne debe ser de vacuno, y debe picarse finamente con un cuchillo, aunque hoy en día se utiliza carne molida a máquina. La carne picada se cuece tradicionalmente en leche, pero no lo hacemos en nuestra receta de lasaña.

A continuación, añadirás las verduras finamente picadas, como la zanahoria, el tomate, el apio y la cebolla.

Cuando tengas lista la salsa de carne, debes proceder a hacer la salsa bechamel.

Cómo hacer la salsa bechamel

La salsa bechamel es una de las salsas blancas más famosas de la cocina mundial. La bechamel suele utilizarse mucho como acompañamiento de la pasta y es, sin duda, uno de los elementos más importantes de una buena lasaña.

La preparación de la bechamel es extremadamente sencilla:

  1. Derrite una cantidad generosa de mantequilla en una olla.
  2. Añade harina de trigo tamizada hasta formar una pasta muy densa.
  3. Añade la leche. La harina se disuelve en la leche, formando una deliciosa crema blanca.
  4. Añade a la salsa sal, pimienta y una pizca de nuez moscada.

Para evitar que se forme una capa dura en la superficie de la bechamel, se recomienda cubrirla con un envoltorio de plástico. El envoltorio de plástico debe estar en contacto directo con la salsa.

Si no tienes envoltorio de plástico, puedes utilizar un trozo de bolsa de plástico.

Algunos cocineros hacen variaciones de la bechamel y añaden cilantro o perejil, mezclados con la leche. Con esto, se consigue una bechamel verde y un sabor muy característico. Es una variación interesante que merece la pena probar.

Ideas para sustituir la ricotta

Si alguna vez has seguido una dieta baja en grasas, sabrás lo saludable y delicioso que es este queso. Aunque admito que no me gusta la versión sin sal, la ricotta salada es muy sabrosa.

Recomiendo añadir 2 tazas de ricotta a esta receta de lasaña: 1 taza a la bechamel y 1 taza para colocar entre las rebanadas de pasta.

Recuerda que el queso ricotta tiene muy poca grasa, por lo que no se derrite fácilmente. Al combinarlo con la bechamel, ayuda batirlo o batirlo con una batidora de inmersión para asegurarte de que acabas con una salsa cremosa (no con trozos).

¿Debes cocinar la pasta con antelación?

En la caja, la mayoría de la pasta para lasaña indica que no necesita cocción previa. De hecho, puedes colocarla en la lasaña cruda, lo que es un poco más rápido.

Sin embargo, yo recomiendo cocer las láminas de pasta durante unos 3 minutos en agua antes de montar la lasaña. Lo hago para evitar esos trozos duros de fideos que se forman cuando no están totalmente cubiertos de salsa.

Cómo hacer lasaña con bechamel y ricotta

¡Así que vamos a empezar con esta deliciosa receta de lasaña! Empezaremos con la salsa ragú, pasaremos a la bechamel y luego montaremos la lasaña.

Salsa ragú

Paso 1

Reúne los ingredientes.

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 2

Prepara las verduras.
Pela las cebollas y las zanahorias y córtalas finamente en trozos muy pequeños.

Lava muy bien el apio y córtalo en trozos pequeños.

Pela los tomates, extrae las semillas y córtalos en dados finos.

Pela el ajo y tritúralo.

Lasaña con bechamel y ricotta
Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 3

Saltea las zanahorias, la cebolla, el apio y el ajo.
Pon las dos cucharadas de aceite en una cacerola grande y añade la cebolla picada y el ajo picado.

Cocina durante unos tres minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla se vuelva transparente.

Añade las zanahorias y el apio. Cocina unos cinco minutos más, hasta que empiecen a dorarse.

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 4

Añade la carne y las especias, seguidas de la mezcla de tomate y el caldo.
Cuando las verduras estén doradas, añade la carne, el orégano, las hierbas francesas y la pimienta.

Separa los trozos de carne mientras se cocinan. Para la lasaña, es importante que la carne no tenga grandes grumos.

Sigue cocinando y removiendo hasta que la carne pierda su color rosa intenso. Vierte el tomate picado, la pasta de tomate, el caldo y la hoja de laurel. Remueve muy bien.

Lasaña con bechamel y ricotta

Cuando empiece a burbujear, pon una tapa y cocina a fuego lento durante unas tres horas.

Si tienes prisa, déjalo sin tapar y cocina a fuego medio durante 45 minutos o hasta que notes que la carne está baja de líquido.

Salar y remover la salsa cuando esté lista. Apaga el fuego y reserva la salsa ragú para más tarde.

Nota: La salsa ragú tiene mucho líquido, así que añade la sal después de que se haya cocinado a fuego lento. Si añades la sal al principio, cuando se evapore el exceso de jugos, el ragu estará demasiado salado.

Salsa bechamel

Paso 5

Reúne los ingredientes para la salsa bechamel.

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 6

Tritura la leche y el queso ricotta.
En una batidora (o en un bol si utilizas una batidora de inmersión), coloca las tres tazas de leche y el queso ricotta.

Bate durante unos 5 minutos, hasta que no notes ningún grumo en la mezcla.

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 7

Haz la base de la salsa bechamel en un cazo.
Pon la mantequilla en un cazo a fuego medio-bajo. Cuando esté derretida, añade la harina tamizada.

Si no tienes un tamiz, utiliza un colador. Remueve enérgicamente, sin parar, hasta que la harina y la mantequilla se mezclen.

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 8

Añade la leche y el requesón mezclados a la olla junto con las especias.
Vierte la leche en la olla y remueve con un batidor hasta que la mezcla se espese. Mientras bates, añade la pimienta y la nuez moscada.

Remueve durante unos minutos, hasta que, al pasar el batidor, puedas ver el fondo metálico de la olla.

Prueba y añade una pizca de sal si lo deseas. Esto dependerá de la cantidad de sal que tenga la ricotta.

Apaga el fuego y reserva la salsa para más tarde. Si no vas a hacer la lasaña de inmediato, cubre la salsa con papel de plástico, directamente en contacto con la crema.

Lasaña

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 9

Precalienta el horno y cuece los fideos de la lasaña.
Precalienta el horno a 325 F.

En una cacerola pon suficiente agua, añade dos cucharadas de aceite y una cucharadita de sal. Pon el fuego alto.

Cuando el agua empiece a hervir, añade las láminas de pasta, un máximo de cinco láminas cada vez, ya que tienden a pegarse.

Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 10

Monta la lasaña.
Coloca dos cucharadas de bechamel en el fondo de la fuente de horno y luego una capa de pasta.

Cubre con suficiente salsa de carne, luego una capa gruesa de bechamel y espolvorea con un poco de queso ricotta. Si lo deseas, añade una capa de queso mozzarella.

Lasaña con bechamel y ricotta
Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 11

Continúa colocando la lasaña en capas.
Vuelve a empezar con una nueva capa de pasta y repite todo el procedimiento hasta que se te acaben los ingredientes.

Debe terminar en una capa de bechamel con queso ricotta. Espolvorea el queso parmesano por encima.

Lasaña con bechamel y ricotta
Lasaña con bechamel y ricotta

Paso 12

Hornea la lasaña.
Hornea la lasaña durante unos 45 minutos. Si no está dorada por encima cuando la saques del horno, hornea otros 15 minutos.

Retira del horno y deja reposar al menos 15 minutos antes de servirla. Si la sirves muy caliente, tiende a deshacerse en el plato sin mantener su forma.

Sírvelo con pan.

Lasaña con bechamel y ricotta
Lasaña con bechamel y ricotta

Lasaña con bechamel y ricotta

Esta es nuestra mejor receta de lasaña clásica con bechamel y ricotta. Es sabrosa y muy completa, ¡como debe ser una lasaña italiana!
Tiempo de preparación45 min
Tiempo de cocción45 min
Plato: Cena
Cocina: Americana
Keyword: Lasaña con bechamel y ricotta
Raciones: 1
Calorías: 454kcal
Autor: Alex Couto

Ingredientes

Para el ragú

  • 2 libras de carne picada con un 5-10% de grasa
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias grandes
  • 10 to mates maduros
  • ½ taza de tomates
  • 2 tallos de apio
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de hierbas francesas Hierbas de Provenza
  • ½ cucharadita de pimienta negra
  • 3 tazas de caldo de carne
  • Sal al gusto

Para la bechamel

  • 3 tazas de leche
  • 7 cucharadas de harina de trigo
  • 7 cucharadas de mantequilla
  • 1 taza de queso ricotta
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

Para el montaje de la lasaña

  • 1 taza de queso ricotta
  • 1 taza de queso mozzarella opcional
  • ½ taza de queso parmesano
  • 1 paquete de pasta para lasaña
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 cucharadita de sal

Elaboración paso a paso

Para la salsa ragu:

  • Pela las cebollas y las zanahorias y córtalas finamente en trozos muy pequeños.
  • Lava muy bien el apio y córtalo en trozos pequeños.
  • Pela los tomates, extrae las semillas y córtalos en dados finos. Pela el ajo y tritúralo.
  • Pon las dos cucharadas de aceite en una cacerola grande y añade la cebolla finamente picada y el ajo picado.
  • Cocina durante unos tres minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla se vuelva transparente.
  • Añade las zanahorias y el apio. Cocina unos cinco minutos más, hasta que empiecen a dorarse.
  • Cuando las verduras estén doradas, añade la carne, el orégano, las hierbas francesas y la pimienta.
  • Separa los trozos de carne mientras se cocinan. Para la lasaña, es importante que la carne no tenga grandes grumos.
  • Sigue cocinando y removiendo hasta que la carne pierda su color rosa intenso. Vierte el tomate picado, la pasta de tomate, el caldo y la hoja de laurel. Remueve muy bien.
  • Cuando empiece a burbujear, pon una tapa y cocina a fuego lento durante unas tres horas.
  • Si tienes prisa, déjalo sin tapar y cocina a fuego medio durante 45 minutos o hasta que notes que la carne está baja de líquido.
  • Salar y remover la salsa cuando esté lista. Apaga el fuego y reserva la salsa ragu para más tarde.

Para la salsa bechamel

  • En una batidora de vaso, pon las tres tazas de leche y una taza de queso ricotta. Bate durante unos 5 minutos, hasta que no notes ningún grumo en la mezcla.
  • Pon la mantequilla en un cazo a fuego medio-bajo. Cuando la mantequilla esté derretida, añade la harina tamizada.
  • Si no tienes un tamiz, utiliza un colador. Remueve enérgicamente, sin parar, hasta que toda la harina y la mantequilla se mezclen.
  • Vierte la leche en la olla y remueve con una batidora de mano, hasta que la mezcla espese. Sin dejar de batir, añade la pimienta y la nuez moscada.
  • Remueve durante unos minutos, hasta que, al pasar el batidor, se vea el fondo metálico de la olla.
  • Prueba y añade una pizca de sal si lo deseas. Esto dependerá de la cantidad de sal que tenga la ricotta. Apaga el fuego y reserva.
  • Si no vas a hacer la lasaña inmediatamente, cubre la salsa con papel de plástico, directamente en contacto con la crema.

Para el montaje de la lasaña

  • Precalienta el horno a 325 F. Unta con mantequilla la sartén donde vayas a montar la lasaña para que no se pegue.
  • En una cacerola con suficiente agua, añade dos cucharadas de aceite y una cucharadita de sal. Pon el fuego alto.
  • Cuando el agua empiece a hervir, añade las láminas de pasta, un máximo de cinco láminas cada vez, ya que tienden a pegarse.
  • Coloca dos cucharadas de bechamel en el fondo de la fuente de horno y luego una capa de pasta.
  • Cubre con suficiente salsa de carne, luego una capa gruesa de bechamel y espolvorea un poco de queso ricotta. Si lo deseas, añade una capa de queso mozzarella.
  • Vuelve a empezar con una nueva capa de pasta y repite todo el procedimiento hasta que se te acaben los ingredientes.
  • Debe terminar con una capa de bechamel con queso ricotta. Espolvorea con queso parmesano por encima. Hornea la lasaña durante unos 45 minutos o una hora.
  • Retira del horno y deja reposar al menos 15 minutos antes de servirla. Si la sirves muy caliente, tiende a derretirse.
  • Sírvela con pan.

Notas

La salsa Ragu tiene mucho líquido, así que añade la sal después de que haya cocido a fuego lento. Si añades la sal al principio, cuando se evapora el exceso de jugos, el ragú estará demasiado salado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Lasaña con bechamel y ricotta puedes visitar la categoría .

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating




Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir