Jengibre casero en rama

28 de octubre de 2021

El jengibre de tallo casero es muy fácil de hacer y es un producto básico imprescindible en la despensa de la cocina. El jengibre de tallo puede utilizarse en una gran variedad de platos, tanto dulces como salados.

Puedes utilizarlo como cobertura para el pudín o en galletas dulces de jengibre, y en lo que respecta a los platos salados, es un ingrediente básico para uno de los asados de cerdo mejor glaseados que jamás hayas probado.

¿Qué es el jengibre en rama?

El jengibre de tallo son las raíces frescas conservadas de la planta de jengibre. Las raíces se pelan, se cortan en rodajas y se cocinan en almíbar.

El jengibre puede cocinarse con azúcar blanco o moreno. También puedes añadir algunos sabores adicionales con ralladura de naranja o limón.

¿Qué jengibre debo utilizar?

Cuando elijas el jengibre para esta receta, asegúrate de utilizar siempre jengibre fresco. El jengibre fresco será firme, no tendrá arrugas y tendrá una piel fina y pelable.

El jengibre viejo se puede detectar fácilmente, porque tiene una piel más gruesa, arrugas y parece mucho más seco.

Diferentes tipos de jengibre

¿Sabías que hay diferentes tipos de jengibre? El jengibre que se vende comercialmente puede tener el mismo aspecto y apariencia, pero la raíz de jengibre fresco puede variar según su tipo.

  • Jengibre amarillo: Este tipo de jengibre se cultiva en el Himalaya, el norte de Vietnam y Hawai. Este jengibre es más picante, tiene cierto amargor y un sutil aroma almizclado.
  • Jengibre común: También conocido como jengibre chino o indio, es el tipo de raíz de jengibre que probablemente verás en tu tienda de comestibles. Se utiliza en currys, sopas, guisos y galletas. Es ligeramente picante, cálido y agudo.
  • Jengibre azul: El jengibre azul también se conoce como galanga o jengibre hawaiano. Tiene un sabor agudo y cítrico. Este tipo de jengibre se considera el mejor por su jugosidad y sabor brillante.

Cómo pelar el jengibre

La mejor manera de pelar el jengibre es con una cuchara. Para ello, basta con coger una cuchara y raspar la piel de la pulpa.

Usar una cuchara te ayuda a llegar a los rincones y recovecos de la raíz de jengibre. Además, pelar el jengibre con una cuchara es mucho más seguro que hacerlo con un cuchillo.

Cómo cortar el jengibre

Empieza cortando el jengibre en monedas gruesas y luego vuelve a cortarlas en el tamaño deseado. Corta siempre las monedas de jengibre a contrapelo. Este método garantizará que el jengibre no se llene de hebras duras y fibrosas.

¿Por qué mi jengibre es azul/rosa?

Si notas que tu jengibre ha adquirido un tono azul o rosado después de la congelación, ¡no te preocupes! No se trata de moho, y normalmente se debe a que la composición química del jengibre ha cambiado tras la congelación.

Si observas que crece moho en tu jengibre, asegúrate de tirarlo y de encontrar jengibre fresco que no tenga moho.

Cómo esterilizar los tarros para el jengibre en rama

Para esterilizar tus tarros y tapas para el jengibre de tallo, empieza por lavarlos con agua tibia y jabón. Luego, coloca los tarros y las tapas en agua hirviendo hasta que estés listo para usarlos.

También puedes lavarlos y, mientras están húmedos, colocarlos en el microondas durante 2 minutos a potencia alta o máxima. Asegúrate de sacarlos con cuidado, ya que estarán calientes.

Cómo hacer jengibre de tallo casero

Paso 1

Coloca el jengibre en el congelador durante la noche para que sea menos ácido. Esto puede hacer que el jengibre adquiera una tonalidad azul.

Tras sacarlo del congelador y dejarlo reposar durante 15 minutos, pela el jengibre.

Corta el jengibre en trozos más grandes, unos cubos de ¾-1 pulgada.

Jengibre casero en rama

Paso 2

Vierte agua en una cacerola. Añade el jengibre y llévalo a ebullición. Reduce el fuego y cuece a fuego lento durante 1 ½ horas o hasta que el jengibre esté blando.

Reserva 2 tazas del líquido de cocción del jengibre.

Pon el líquido de jengibre en una cacerola limpia. Añade el azúcar y remueve para que se disuelva.

Cuece a fuego lento el líquido durante 20 minutos o hasta que tengas un buen jarabe. Vuelve a poner el jengibre y cocina a fuego lento durante 15-20 minutos.

Jengibre casero en rama

Paso 3

Pasa el jengibre a un tarro esterilizado.

Guárdalo en la nevera hasta 12 meses.

¡Que lo disfrutes!

Jengibre casero en rama
5/5 (1 Review)