Galletas de mantequilla de cacahuete con nueces

27 de agosto de 2021

De todas las galletas icónicas -con trocitos de chocolate, de azúcar, snickerdoodle, todo lo bueno- siempre se me ha escapado una receta realmente fiable de galletas de mantequilla de cacahuete con trocitos de nueces pecanas.

He encontrado muchas recetas. Algunas acaban tiernas, otras crujientes, otras masticables, pero siempre he querido más.

Mi búsqueda no era sólo de una deliciosa galleta de mantequilla de cacahuete, sino de una galleta gruesa y blanda que pudiera doblarse en lugar de romperse cuando se doblara en dos, con un toque crujiente, todo ello con el delicioso sabor de la propia mantequilla de cacahuete.

Pues bien, la he encontrado, las galletas de mantequilla de cacahuete perfectamente masticables con trocitos crujientes de nueces en la parte superior para conseguir esa textura añadida y un sabor más redondo y rico. No hay nada que las supere. Y son perfectas solas o acompañadas de café.

Sin más preámbulos, ¡preparemos estas galletas de mantequilla de cacahuete y nueces deliciosamente perfectas!

¿Cómo hacer las perfectas galletas de mantequilla de cacahuete con nueces?

La premisa de una galleta de mantequilla de cacahuete es bastante sencilla:

Toma una receta básica de galletas y cambia parte de la mantequilla y el azúcar por mantequilla de cacahuete, para hacer una galleta con sabor a mantequilla de cacahuete.

Algunas galletas de mantequilla de cacahuete son fáciles o rápidas, o crujientes, pero mi galleta de mantequilla de cacahuete definitiva no sólo es suave y masticable, sino que tiene un toque crujiente gracias a las nueces y está repleta de sabor a mantequilla de cacahuete.

He aquí los puntos clave:

  • Esta receta requiere ½ taza de mantequilla de cacahuete suave y nueces picadas
  • Calienta el horno a 325 F
  • Hornea las galletas durante 11-12 minutos

í, ¡es bastante sencillo a pesar de ser tan delicioso!

Cómo añadir la masticación a las galletas masticables

A mí me gustan las galletas de mantequilla de cacahuete masticables. A algunas personas les gusta un buen crujido, pero para las galletas de mantequilla de cacahuete, quiero esa textura suave, casi pegajosa.

Aquí tienes algunos consejos para hacer galletas extra gomosas si quieres que las tuyas también salgan más gomosas:

  • Utiliza más harina y azúcar para obtener galletas más gomosas. A algunos les gusta añadir harina sin gluten, pero a mí me gusta quedarme con la harina común. Utiliza proporciones más altas de harina y azúcar para que las galletas se encaminen hacia la masticación.
  • Haz las galletas a la manera clásica. Esto significa que primero batirás la mantequilla con el azúcar, antes de añadir cualquier otro ingrediente. Este método garantizará que toda la mantequilla se distribuya finalmente y aportará a la galleta una textura suave.
  • Mezcla bien. Como ya he mencionado, en esta receta añado harina común con gluten. Para que las galletas queden masticables, asegúrate de mezclar muy bien la harina para activar el gluten de la misma.
  • Añade un toque crujiente. La gente suele añadir cacahuetes picados, pero a mí me encantan las nueces. Son crujientes, tienen un sabor agradable y, simplemente, me resultan mejor que los cacahuetes. Pícalas toscamente antes de añadirlas a la mezcla. También puedes dejar algunas enteras para colocarlas por encima.
  • Da forma a las galletas. Esta es la parte divertida. Recoge la masa con una pequeña cuchara para helados y dale forma de bola. Coloca las galletas en una bandeja para galletas, forrada con papel pergamino, y presiona suavemente para aplanarlas. En este momento puedes añadir las mitades de nueces por encima.
  • Hornéalas a fuego lento. Al hornear galletas masticables, no quieres que se quemen (o podrías obtener biscottis redondos). Hornear a baja temperatura ayuda a que las galletas se extiendan un poco en el horno y evita que se sobrecuezan.

Ideas para servirlas

Se necesitan muy pocas instrucciones para disfrutar de las galletas de mantequilla de cacahuete y nueces. Yo disfruto de las mías con un vaso de leche caliente, una taza de té o, a veces, con un café con leche casero.

También me encantan con un poco de ron caliente con mantequilla durante las frías noches de invierno y después de un largo día de trabajo. El ron combina de maravilla con la mantequilla de cacahuete y las nueces, pero es sólo mi opinión.

Lo bueno de las galletas es que ni siquiera tienes que ser creativo. Puedes hincarle el diente y quedar perfectamente satisfecho. Seguro que lo que se te ocurra será delicioso.

Variaciones de la receta

Puedes modificar ligeramente la receta y hacerla tuya.

Yo no haría ningún cambio drástico, sino sólo algunos pequeños giros en este clásico, como por ejemplo

  • Usar azúcar moreno, y sólo azúcar moreno. El azúcar moreno es estupendo para ablandar cualquier producto horneado, incluidas las galletas. También les dará un sabor más complejo que el azúcar blanco normal.
  • Espolvorear nueces picadas o colocar mitades de nueces encima de cada galleta. Esto es algo con lo que puedes experimentar. Una o dos mitades pueden dar un aspecto minimalista o puedes espolvorear trozos por todas partes para conseguir un confeti de nueces.
  • Utiliza extracto de ron en las galletas, en lugar de vainilla. Dará un buen sabor y convertirá las galletas en algo único. El ron combina bien con los sabores de la mantequilla de cacahuete y la nuez.
  • Espolvorear con sal marina. Como estas galletas ya son dulces, puedes espolvorearlas con escamas de sal marina para crear ese agradable equilibrio dulce-salado.

Cómo guardar las galletas

Guardar las galletas parece sencillo, ¿verdad? ¿No las pones en el tarro de las galletas y ya está?

Pues no es así. La forma adecuada de guardar las galletas de mantequilla de cacahuete y nueces es en un recipiente hermético. Un recipiente hermético mantendrá las galletas frescas y ayudará a que conserven su carácter masticable.

Para un almacenamiento realmente prolongado, puedes probar esto: Mete una rebanada de pan en el recipiente hermético, junto con las galletas. Es un truco sencillo, pero ayudará a que las galletas se mantengan masticables durante más tiempo, porque las galletas absorberán la humedad del pan.

Cómo hacer galletas de mantequilla de cacahuete con nueces

Paso 1

Precalienta el horno a 350F. Forra dos bandejas de galletas con papel pergamino.

En un bol bate la mantequilla, la mantequilla de cacahuete y el azúcar.

Galletas de mantequilla de cacahuete con nueces

Paso 2

Añade el huevo y la vainilla. Bate hasta que esté suave.

Añade poco a poco la harina y la levadura en polvo. Remueve para combinar.

Galletas de mantequilla de cacahuete con nueces

Paso 3

Una vez hecha la masa, incorpora las nueces.

Galletas de mantequilla de cacahuete con nueces

Paso 4

Forma las galletas en pequeñas bolas de 2,5 cm, utilizando una cuchara para galletas. Coloca las bolas en una bandeja para galletas y presiona cada una de ellas suavemente.

Coloca las mitades de las nueces sobre algunas o todas las galletas y presiona suavemente.

Hornea las galletas durante 10 minutos.

Deja enfriar sobre una rejilla antes de servirlas.

Galletas de mantequilla de cacahuete con nueces
5/5 (1 Review)