Galletas de chocolate esponjosas

21 de septiembre de 2020

Las galletas con chips de chocolate son las favoritas del hogar, un clásico atemporal, un tentempié sin igual, calientes, frías, mojadas en leche o disfrutadas solas.

Nadie puede resistirse a las galletas de chocolate. Las galletas forman parte de nuestra vida desde una edad temprana y nada supera su increíble aroma. Una casa llena de olor a galletas recién horneadas es algo reconfortante y muy agradable.

Como muchos de vosotros, me he encontrado con muchas recetas de galletas de chocolate… algunas eran buenas, otras no, pero he conseguido desarrollar la mejor receta posible para las galletas de chocolate más esponjosas.

Estas galletas de chocolate son extra esponjosas, suaves y masticables, y siempre resultan perfectas. Esta es la única receta de galletas de chocolate que necesitarás.

Cada vez que hagas una tanda de estas galletas, la gente se volverá loca, así que siempre es buena idea hacer la receta doble… para estar seguros.

¿Qué hace que las galletas sean esponjosas?

La clave está en la humedad (es decir, el contenido de líquido) y la temperatura de cocción, así como el tiempo de cocción. Si se respetan estos tres factores, obtendrás unas galletas de chocolate esponjosas y suaves.

Consejos para hacer galletas de chocolate esponjosas

¡Empieza con la mantequilla! Utiliza la mantequilla a temperatura ambiente. La mantequilla reblandecida se unirá bien al azúcar y éste es el primer paso y el más importante.

Utiliza el azúcar adecuado: puedes elegir entre el azúcar blanco y el moreno. El azúcar blanco ayudará a que se extiendan los blancos y el azúcar moreno les dará más sabor. En esta receta, he utilizado azúcar blanco, pero puedes optar por el moreno o una mezcla de ambos.

Añade huevos: el huevo no está ahí sólo para añadir esponjosidad. El huevo es un aglutinante y dará la textura adecuada a la vez que mantiene todo unido.

Enfría la masa de galletas: puedes enfriar la masa en la nevera durante 30 minutos o simplemente enfriar las galletas preparadas durante 10 minutos en el congelador antes de hornearlas. Lo que elijas es correcto. Esta parte mantendrá la forma de las galletas y evitará que se extiendan demasiado.

Con la ayuda de una cuchara, haz las galletas: Te sugiero que utilices una cuchara para galletas de 1 ½ cucharadas, porque crea una galleta perfecta. Si tienes una cuchara más grande o más pequeña también estará bien. Sólo tienes que vigilar las galletas para que no se quemen o queden poco hechas. Sabrás que están hechas cuando la parte superior esté cuajada y los bordes estén ligeramente dorados.

Consejo profesional: si quieres unas galletas perfectamente redondas, utiliza una cuchara para dar forma a las galletas calientes una vez que salgan del horno.

Chips de chocolate adicionales: esto es opcional, pero en cuanto las saques del horno, puedes presionar algunos chips de chocolate adicionales por encima. Se derretirán en la galleta, haciéndola más bonita y más deliciosa. Además, un poco más de chocolate derretido siempre es bueno.

Cómo solucionar los errores habituales de las galletas

Evita que las galletas queden planas: enfría la masa de galletas en el congelador durante 10-15 minutos.

Las galletas no se extienden del todo: un exceso de harina en las galletas puede hacer que éstas no se extiendan del todo. Si de alguna manera se acumula demasiada harina, presiona las galletas con el dorso de la cuchara antes de hornearlas y aplánalas. Para evitar que se acumule demasiada harina, nivélala.

Las galletas están demasiado blandas: si la mezcla está demasiado blanda y no mantiene la forma, añade una cucharada más de harina hasta que tenga la consistencia adecuada. Debe estar blanda pero mantener la forma cuando se forme una bola.

Cómo hacer las galletas de chocolate más esponjosas

Precalienta el horno a 350F.

Paso 1

Reúne los ingredientes.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 2

En un bol, bate la mantequilla y el azúcar.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 3

Añade el huevo y la vainilla. Bate hasta que esté suave.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 4

En otro bol, combina la harina, el bicarbonato y la canela.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 5

Incorpora los ingredientes secos a la mantequilla y remueve hasta que la masa se una.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 6

Incorpora las pepitas de chocolate o el chocolate picado.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 7

Coloca las galletas en una bandeja para hornear, con una separación de al menos 2,5 cm.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 8

Hornea las galletas durante 10-12 minutos o hasta que las galletas estén cuajadas por arriba y los bordes estén ligeramente dorados.

Galletas de chocolate esponjosas

Paso 9

Enfría las galletas en una rejilla y sírvelas con un vaso de leche, una taza de té o disfrútalas tal cual.

Galletas de chocolate esponjosas
5/5 (1 Review)