¿Se puede meter el acero inoxidable en el microondas?

meter el acero inoxidable en el microondas

Si alguna vez has visto algo parecido a un relámpago en miniatura en tu microondas, es porque has puesto algo metálico en él. Pero los metales y el microondas tienen una relación complicada. ¿Qué tipo de metal puedes meter en el microondas?

¿Puedes meter acero inoxidable en el microondas? Lo más seguro es no poner acero inoxidable en el microondas, ya que el metal refleja las microondas en lugar de absorberlas. Esto puede provocar chispas y es un peligro de incendio. Esto es especialmente cierto si el metal tiene formas complejas, como los tenedores, o si hay más de una pieza de metal.

En este artículo aprenderás por qué meter el acero inoxidable en el microondas es un peligro y por qué, en algunos casos, no lo es, siempre que tomes las precauciones adecuadas.

Índice

Microondas y metal: ¿cuál es el problema?

Antes de entrar en detalles sobre por qué puedes o no puedes meter el acero inoxidable en el microondas, es importante saber cómo funciona este aparato tan útil. 

¿Cómo funcionan los microondas?

Las microondas, como tipo de radiación, se sitúan entre las categorías de ondas de radio e infrarrojas. Estas ondas son absorbidas por la mayoría de los alimentos, lo que permite calentarlos en cuestión de segundos.

El movimiento atómico que estas ondas crean en los alimentos hace que se calienten de manera uniforme. 

Un horno microondas calentará tu comida de forma desigual sólo cuando no consiga que las ondas lleguen al centro del alimento, ya sea un gran trozo de carne o un montón de restos de pasta con salsa.

Tomarte un minuto para distribuir uniformemente la comida en el plato resolverá el problema.

Las ondas son absorbidas por la grasa, el azúcar y el agua de los alimentos. Existe la idea errónea de que las microondas cocinan los alimentos de dentro a fuera, pero no es así.

Si lo fuera, no acabarías con un Hot Pocket que está derritiéndose por fuera y un bloque de hielo en el centro.

En realidad, las microondas calientan haciendo que las moléculas sueltas de los alimentos giren, creando energía por fricción, que se convierte en calor. Ese calor se distribuye luego uniformemente por convección.

La idea errónea proviene del hecho de que este proceso calienta el interior de los alimentos mucho más rápido que un horno sin que los bordes se doren o se quemen.

¿Qué ocurre cuando metes metal en el microondas?

Ahora que sabes cómo funciona un microondas, comprender la complicada relación entre los hornos de microondas y el metal será mucho más fácil. 

Como ya hemos dicho, las microondas son absorbidas por la grasa, el azúcar y el agua. No son absorbidas por materiales neutros como el plástico, la cerámica o el vidrio. El metal, en cambio, está en el otro extremo del espectro.

Cuando pones el metal en el horno, refleja las ondas, igual que refleja la luz.

Las microondas no pueden penetrar en la densa nube de electrones del metal, así que, en su lugar, estos electrones se cargan y se acumulan corrientes eléctricas en la superficie que se liberan en forma de chispas.

¿Es correcto meter el metal en el microondas?

Puede que hayas oído que meter metal en el microondas es un gran "no". Aunque esto es cierto y es lo más seguro, hay unos pocos casos en los que meter metal en el microondas está bien.

Además, muchas comidas para microondas vienen en envases que contienen una pieza metálica o están hechos con una fina capa de papel de aluminio. 

Esta fina capa metálica en los envases de los alimentos, como la pizza para microondas, está ahí por un motivo: se calienta mucho y refleja el calor de manera uniforme a través de los alimentos. 

Además, probablemente te hayas dado cuenta de que hay metal en el propio horno de microondas. Las paredes interiores del microondas, así como la malla de la puerta, son de metal. Están ahí para mantener las ondas dentro del horno. 

Entonces, ¿cómo es que ciertos tipos de metales en el microondas son seguros e incluso útiles, mientras que otros pueden hacer que tu cocina se queme si no eres lo suficientemente precavido?

Metales que puedes meter en el microondas

Que puedas o no meter metal en el microondas no depende tanto del tipo de metal, sino de su forma y superficie.

Un trozo fino de hojalata o acero que quede plano en el microondas y no toque los lados del mismo puede no provocar ninguna chispa. Aun así, es importante vigilarlo y no dejar que se cocine durante demasiado tiempo.

Una sartén de metal, sin embargo, sí lo hará. Sus cuatro paredes, por muy cortas que sean, harán rebotar continuamente las ondas de un lado a otro, lo que acabará provocando chispas y haciendo arder tu comida.

Por qué la forma es importante

Es posible que hayas dejado una cuchara en tu cena al recalentarla y no hayas experimentado ninguna chispa. Pero no ha ocurrido lo mismo con un tenedor. ¿Por qué?

La razón por la que los tenedores chispean en el microondas mientras que las cucharas no lo hacen es que los tenedores tienen bordes y esquinas afilados. Las ondas hacen que las partículas cargadas se desplacen a las esquinas del tenedor. Forman un arco que crea la chispa. 

Como la forma de la cuchara es más suave y no tiene bordes afilados, meterla en el microondas es más seguro. 

En cualquier caso, debes evitar meter en el microondas objetos metálicos como tenedores, cucharas o cuchillos. 

Los platos con bordes metálicos son uno de los objetos que tampoco debes meter en el microondas.

Pueden dañar no sólo tu plato, sino el propio horno microondas. La parte metálica del plato se sobrecalentará bajo las ondas y formará un arco eléctrico. 

Por qué es importante el tiempo 

Incluso con las láminas metálicas que puedes meter en el microondas, no debes hacerlo durante demasiado tiempo. 

Si accidentalmente dejas una cuchara en la avena mientras la recalientas durante 30 segundos, no es probable que incendies tu horno. 

Mantener el metal en el microondas el menor tiempo posible es importante si no quieres que eche chispas. 

Cómo calentar el acero inoxidable en el microondas

El acero inoxidable, que es un acero normal recubierto de una fina capa de cromo, no se diferencia de otros tipos de metal a la hora de meterlo en el microondas. Refleja las ondas del mismo modo que otros metales. 

Un pequeño trozo plano de acero inoxidable, si se utiliza correctamente, es poco probable que provoque chispas en el microondas. En cambio, una sartén de acero inoxidable o un tenedor sí lo harán. 

Además, si pones un objeto de acero inoxidable demasiado cerca de las paredes metálicas del microondas, puede provocar grandes chispas, dañar tu microondas o incluso provocar un incendio.  

El acero inoxidable es un material habitual en la fabricación de tazas de viaje. No intentes meter en el microondas este tipo de tazas.

No sólo tu bebida se mantendrá fría como resultado del escudo que crea el metal, sino que también dañará tu mágico aparato de cocina. 

Poner metal en el microondas: lo que debes saber

Si no vas a leer esta sección hasta el final, lo único que debes sacar en claro es que es mejor no meter metal en el microondas si no estás seguro de que es seguro. 

Si quieres hacerlo bien, lee las instrucciones. Esto se refiere no sólo a las instrucciones del aparato que utilices, sino también a los alimentos que vayas a calentar, si se trata de productos que vienen en algún tipo de envase. 

En primer lugar, el manual que acompaña a tu aparato establecerá las normas principales que debes seguir. Es importante que aprendas qué puedes y qué no puedes meter en el microondas.

Por último, pero no por ello menos importante, sigue las directrices del Departamento de Agricultura de EE.UU. cada vez que no estés seguro de la seguridad de meter en el microondas un determinado material.  

Preguntas relacionadas 

¿Qué pasa con el papel de aluminio?

El papel de aluminio y el microondas pueden suscitar muchas preguntas. 

Por un lado, a menudo se aconseja calentar los alimentos en papel de aluminio. Por otro, puede que hayas visto vídeos en los que el papel de aluminio se derrite o echa chispas en el microondas. ¿Cómo se explica esto?

Si pones una bola de papel de aluminio arrugado en el microondas, verás que salen muchas chispas. Esto ocurre debido a los bordes afilados y las formas complicadas del papel de aluminio. El papel de aluminio puede incluso derretirse debido al elevado calor que se conduce a través de él. 

No es aconsejable meter el papel de aluminio en el microondas, pero puedes hacerlo con seguridad si sigues los pasos adecuados.

Si sigues las pautas y utilizas el papel de aluminio en el microondas de la manera correcta, podrás calentar con éxito tus alimentos. 

Estas son las pautas para utilizar el papel de aluminio en el microondas según el USDA:

  • El papel de aluminio arrugado puede provocar chispas, así que utiliza sólo una hoja de papel de aluminio nueva y lisa.
  • Si el horno microondas ya tiene estantes metálicos o un plato giratorio metálico, no utilices más metal en tu microondas.
  • Coloca la lámina plana debajo de tu comida o, de lo contrario, cubre sólo hasta 1/4 de la comida con la lámina.
  • Si envuelves parte de tu comida, da forma a la lámina con cuidado y alisa los bordes para que no haya ángulos ni bordes que sobresalgan.
  • Asegúrate de que el papel de aluminio esté al menos a 2,5 cm de las paredes del microondas.
  • Si ves alguna chispa, deja de cocinar en el microondas inmediatamente y transfiere la comida a un plato apto para microondas.

La clave es utilizar poca cantidad y asegurarte de que no has dejado ningún borde afilado. 

No debes cubrir la comida con papel de aluminio por completo. Como el metal no absorbe las ondas sino que las refleja, tu comida permanecerá fría. No sólo eso, sino que tu microondas también puede sufrir daños.  

Por tanto, el papel de aluminio puede utilizarse para cubrir ciertas partes de la comida si quieres evitar que se cocine en exceso.

Si quieres envolver tu comida en algo que la ayude a mantenerse unida, a retener su humedad y a calentarse de forma uniforme, te sugerimos que uses papel encerado.

¿Se puede seguir utilizando un microondas después de ponerle metal?

Si has visto pequeñas chispas en tu microondas después de calentar metal en él, lo más probable es que tu microondas siga funcionando correctamente. 

Mientras el aparato esté en buen estado y no se haya incendiado ni haya sufrido ningún daño, no debería haber riesgos. 

Dicho esto, aunque consigas calentar metal en el microondas y que tu aparato funcione correctamente, acostúmbrate a no dejar utensilios de metal o de cocina en el microondas. 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Se puede meter el acero inoxidable en el microondas? puedes visitar la categoría Guias.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir