¿Se pueden congelar las judías negras? - La guía definitiva

judías negras

Las alubias negras son un alimento básico en muchos países, y están en la rotación habitual de la mayoría de los hogares norteamericanos. Sin embargo, como ocurre con la mayoría de las alubias, si no piensas con suficiente antelación, pueden alargar tus planes de cena porque tardan en cocinarse.

La cocción por lotes es una gran solución para tener tus comidas listas en un instante.

Entonces, ¿se pueden congelar las alubias negras? Sí, puedes congelar las alubias negras cocidas o sin cocer hasta 3 meses, pero deberás ponerlas en remojo de cualquier manera. Congelar las alubias negras una vez cocidas significa que estarán listas en unos 20 minutos cada vez que las necesites, directamente del congelador. 

Este artículo te mostrará la mejor manera de congelar las alubias negras, así como algunas opciones de preparación y otra información útil sobre las alubias negras 

Índice

Alubias negras secas frente a enlatadas

Las alubias negras son uno de los muchos miembros de la familia de las legumbres y son especialmente populares en América Central y del Sur, donde han sido un alimento básico en la dieta a lo largo de la historia.

Las alubias negras secas son mucho más tradicionales, pero las alubias negras en lata están aumentando su popularidad por lo rápidas y fáciles que son de preparar.

Si quieres ahorrar tiempo y tener un acceso rápido a las alubias precocidas, congelarlas es posiblemente una solución mejor que comprarlas en conserva.

Cuando cocinas y conservas tus propias alubias negras, puedes condimentarlas con hierbas y especias en lugar de salarlas en exceso y no tendrás que preocuparte de los posibles efectos secundarios de los metales de las latas.

Por supuesto, las alubias secas que cocinas tú mismo también son una solución rentable.

Si estás decidido a utilizar alubias enlatadas, en este artículo también hablamos de cómo congelarlas para ahorrar espacio en la despensa.

Cómo congelar las alubias negras

La forma de congelar las alubias negras dependerá de cómo pienses cocinarlas. Tienes dos opciones principales:

  1. Congelar las alubias negras remojadas y sin cocer
  2. Congelar las alubias negras cocidas

Ambas opciones tienen ventajas, pero el proceso de congelación es sutilmente diferente, así que hablaremos de ambas.

Una gran ventaja de las alubias negras es que, al ser tan pequeñas, aguantan muy bien el proceso de congelación. Las alubias más grandes y los garbanzos tienden a partirse cuando se congelan, pero las alubias negras no son tan propensas a ese tipo de daño mínimo.

Congelar alubias negras remojadas

Tu primera opción es poner las alubias en remojo toda la noche, enjuagarlas muy bien en agua fría y congelarlas antes de cocinarlas. 

Así te ahorrarás una hora en el proceso de cocción. Esto funciona muy bien si acabas de comprar una enorme bolsa de alubias secas y no quieres cocinarlas todas de antemano, pero quieres ahorrarte algo de tiempo y esfuerzo después.

Congelar alubias negras remojadas es sencillo. Sólo tienes que seguir estos pasos:

  1. Sólo tienes que vaciar las alubias negras en una olla grande o en un cuenco con agua fría y dejarlas en remojo toda la noche, o incluso más tiempo si lo deseas. Cuando estés satisfecho con el tiempo de remojo, enjuágalas bien y extiéndelas en una sola capa sobre una bandeja de horno.
  2. Deja que se sequen durante todo el día e incluso toda la noche siguiente si quieres estar súper segura. Antes de congelarlas, debes asegurarte de que están completamente secas de nuevo, para que no se formen cristales de hielo y se rompan las proteínas y las fibras, convirtiendo tus judías en papilla.
  3. Una vez que estén completamente secas, repártelas en porciones individuales y transfiérelas a bolsas Ziploc aptas para el congelador.
  4. Fija la fecha de las bolsas e intenta utilizar las alubias antes de 3 meses si es posible.

Cuando estés listo para cocinarlas, puedes empezar a cocinarlas desde el congelador, omitiendo los pasos de remojo pero teniéndolos en cuenta en el tiempo de cocción.

Cómo congelar las judías negras cocidas

Si prefieres que todo el proceso de cocción esté terminado y fuera del camino, también puedes hacerlo. De este modo, cuando estés listo para comerlas, sólo tendrás que calentarlas, lo que puedes hacer desde su estado congelado.

Hemos incluido las instrucciones de cocción a continuación para que las sigas, sin embargo, si sabes que vas a congelarlas, reduce el tiempo de cocción en 15 minutos. Esto te permitirá recalentarlos sin que se cocinen demasiado.

Puedes optar por congelar las alubias negras cocidas en su líquido de cocción o escurridas.

En cualquier caso, asegúrate de que se han enfriado completamente a temperatura ambiente antes de congelarlas. Si las has escurrido, sécalas lo mejor que puedas antes de congelarlas, pero no las dejes fuera para que se sequen durante toda la noche, como las judías remojadas. 

Pasa las alubias cocidas, con o sin el líquido de cocción, a una bolsa apta para el congelador o a un recipiente Tupperware, eliminando todo el aire posible.

Es mejor separarlas en porciones individuales y etiquetar los recipientes con la fecha de congelación. De nuevo, querrás utilizar las alubias en un plazo de unos 3 meses. 

Congelación de platos de judías negras cocidas

La cuestión más importante respecto a la congelación de los platos de alubias negras cocidas es si los demás ingredientes del plato también son aptos para el congelador.

Por ejemplo, el arroz y las alubias se congelan bien, pero como los productos lácteos no son ideales para el congelador, el arroz y las alubias con queso no darán grandes resultados. 

Por otro lado, productos como las hamburguesas de judías negras, los brownies de judías negras e incluso la mayoría de las salsas de judías negras se congelan bastante bien.

Congelación de alubias negras en lata

Puedes congelar alubias negras en lata, aunque hay menos motivación para hacerlo porque dentro de una lata se conservan casi indefinidamente, mientras que en un congelador su calidad se deteriorará al cabo de unos meses.

Sin embargo, si has abierto una lata y no has utilizado todas las alubias, puedes transferir los restos a una bolsa apta para el congelador con el líquido, eliminar todo el aire posible y luego congelar.

Nunca pongas en el congelador ningún tipo de conservas en su envase original a presión. Pueden explotar, lo que es, en el mejor de los casos, un desastre, y en el peor, un peligro.

Cómo cocinar las alubias negras

Las alubias negras secas son sencillas de cocinar y, al ser una de las alubias más pequeñas que puedes comprar, no tardan tanto en cocerse como los garbanzos o las alubias rojas, por ejemplo. Sin embargo, requieren algo de paciencia.

Con todas las alubias, es una buena idea ponerlas en remojo toda la noche antes de cocinarlas. Esto ayuda a eliminar algunos de los azúcares complejos que pueden causar dificultades digestivas y, según muchos, también endulza el sabor de la alubia. También reduce el tiempo de cocción en unos minutos.

Cocinar las alubias negras es bastante sencillo:

  1. Después de que tus alubias hayan estado en remojo durante al menos 6 horas, acláralas bien. Esto eliminará los azúcares y compuestos en lugar de dejarlas reposar y cocer en el agua. 
  2. Para cocinarlas, pasa las alubias remojadas a una olla y cúbrelas con abundante agua. Absorben mucha agua, así que asegúrate de que hay al menos 10 centímetros por encima de las alubias y comprueba a los 30 minutos de cocción para asegurarte de que aún hay suficiente cobertura. 
  3. También puedes añadir a la olla condimentos, especias, hierbas o incluso trozos de cebolla o dientes de ajo.
  4. Dependiendo de la cantidad de alubias que cocines, tardarás entre 45 minutos y una hora a fuego lento.
  5. La mayoría de la gente aclara las alubias negras cocidas antes de comerlas, pero la salsa espesa contiene muchos nutrientes, así que prueba a dejar parte del líquido, sobre todo si te has esforzado en sazonar las alubias.

Cómo cocinar alubias negras sin remojo

Si no tienes 6 o más horas para poner las alubias en remojo, o si prefieres el sabor de las alubias sin remojar y no te causan problemas digestivos, puedes cocinar las alubias negras sin remojarlas.

Una tira de alga Kombu te ayudará incluso a hacer la digestión si la tienes almacenada. Cocínalas del mismo modo que las descritas anteriormente, pero añade una hora al temporizador.

Cómo cocinar las alubias negras en conserva

Las alubias negras en lata están precocidas, así que en realidad sólo hay que calentarlas. Puedes añadirlas directamente a tu receta, hacerlas puré o calentarlas en su líquido de remojo.

Si sólo calientas las alubias, puedes saltear ligeramente un poco de cebolla, ajo y/o pimientos picantes picados con un poco de aceite antes de añadir las alubias. Luego cuécelas a fuego lento durante 10-15 minutos, el tiempo suficiente para que se calienten y se impregnen de los sabores añadidos.

Beneficios y efectos secundarios de las alubias negras

No tienes que ser vegano o vegetariano para disfrutar de las alubias negras. Son abundantes y llenan en los meses fríos y añaden profundidad y saciedad a una ensalada colorida o a una comida más ligera en los meses más cálidos.

Las alubias negras son una de las mejores fuentes de proteínas de origen vegetal del planeta. Son increíblemente ricas en fibra y vitaminas del grupo B y bajas en grasas saturadas.

Si el consumo de alubias negras tiene algún efecto secundario, se debe a un tipo de azúcar complejo que a algunas personas les resulta difícil de digerir. Por eso las alubias en general tienen fama de provocar gases.

Si te parece que esto es un problema para ti, intenta reducir el tamaño de la ración de alubias que comes muy lenta y gradualmente para permitir que tu intestino se adapte, y remoja o germina tus alubias secas durante al menos 12 horas antes de enjuagarlas muy bien y cocinarlas a fondo.

Las alubias tienen un índice glucémico (IG) relativamente bajo, sobre todo para los alimentos ricos en hidratos de carbono, lo que significa que alterarán menos tus niveles de azúcar en sangre.

Esto es una buena noticia para los diabéticos, que no tendrán que ajustar su consumo de insulina de forma tan drástica, pero también puede ayudar a prevenir la diabetes y a reducir el aumento de peso.

Comer alubias negras con regularidad también puede ayudar a mejorar la presión arterial, reforzar las respuestas de tus sistemas inmunitario y nervioso, y favorecer la salud de tus células sanguíneas.

Nutrición de las alubias negras

Como puedes ver en la siguiente tabla, las alubias negras son también una gran fuente de vitaminas y minerales:

Por 1 taza de alubias negras cocidas (sin sal)
Calorías 227
Gramos Valor diario
Carbohidratos 40.8
Fibra 15
Proteínas 15.2
Grasa 0.9
Vitamina B1 (Tiamina)28%
Vitamina B6 (Piridoxina)6%
Vitamina B9 (Folato)64%
Hierro20%
Cobre18%
Zinc13%


Preguntas relacionadas

Esperamos que hayas disfrutado de esta guía para congelar y cocinar alubias negras. Aquí tienes algunas respuestas a preguntas comunes relacionadas que quizá también te plantees.

¿Se pueden congelar las alubias negras?

Sí, el proceso de congelación de las alubias rojas es básicamente el mismo que el de remojo, cocción y congelación de las alubias negras. Pero de todas formas tenemos un artículo sobre la congelación de alubias rojas, así estarás preparado para congelar cualquier tipo de alubia que te guste comer.

¿Se pueden congelar alubias y arroz?

Sí, puedes congelar absolutamente el arroz y las alubias. El mayor problema potencial con el que te puedes encontrar es tener un arroz blando y apelmazado después de descongelarlo.

Sin embargo, hay una forma de evitarlo, y respondemos a esa pregunta en profundidad en nuestro artículo relacionado, ¿Puedes congelar el arroz y las judías? ¡Compruébalo a continuación!

¿Tiempo de cocción de las alubias negras en la olla instantánea?

Las alubias son bastante sencillas de cocinar, independientemente de cómo las prepares, pero pueden llevar mucho tiempo. Con una olla instantánea, puedes conseguir alubias negras perfectamente cocinadas en lo más parecido a un instante que sea humanamente posible.

Ni siquiera tienes que ponerlas en remojo primero. Sólo tienes que añadir las alubias y el agua, junto con los condimentos que desees, y poner la olla instantánea a fuego alto durante 30 minutos. Deja que las alubias se desahoguen durante 10-20 minutos sin quitar la tapa y luego disfruta.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Se pueden congelar las judías negras? - La guía definitiva puedes visitar la categoría Guias.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir