¿Qué son los perritos calientes no curados?

¿Qué son los perritos calientes no curados?

Los perritos calientes no curados se han convertido en la mejor opción para muchos amantes de la comida sana, y muchos optan por esta variedad únicamente por el uso de conservantes naturales. 

Ambos tipos de perritos calientes son en gran medida similares, pero pueden variar en su técnica de preparación, color, sabor y textura, lo que, comprensiblemente, puede causar mucha confusión, especialmente a las personas que no conocen la diferencia entre ambos. 

¿Qué son los perritos calientes no curados? Los perritos calientes no curados se elaboran con conservantes e ingredientes naturales que no contienen sustancias químicas sintéticas o potencialmente dañinas, como los nitratos y los nitritos. Estos perritos calientes pueden tener una vida útil más corta, pero generalmente se consideran mejores que los perritos calientes curados. 

Lee a continuación para saber más sobre los perritos calientes no curados, su sabor, sus diferencias, las mejores formas de cocinarlos y mucho más. 

Índice

Carne no curada frente a carne curada

Cuando hablamos de perritos calientes sin curar, estamos discutiendo esencialmente el debate de elegir entre la carne sin curar y la curada. 

Dado que la carne curada tiene mala fama por el uso de conservantes químicos, mucha gente intenta evitar los alimentos procesados, y parece que el público se inclina más por las variedades no curadas.

¿Por qué son perjudiciales las carnes curadas, para empezar?

Los seres humanos han curado la carne desde que le dimos sentido a la caza de alimentos y a la combinación de ingredientes para prolongar la vida útil de las raciones. 

De hecho, la conservación química fue en su día la única forma de curar la carne, ya que no existía el concepto de refrigeración.

La curación de la carne se consideraba una necesidad humana muy importante y básica en aquella época y mucha gente sabía cómo prolongar la vida útil de los alimentos, especialmente de la carne. 

Una vez que comprendimos mejor la química, descubrimos que la carne puede conservarse mejor si se mezcla con nitrato y nitritos.

Estas sustancias químicas están presentes en muchos alimentos procesados y también están presentes de forma natural en algunas verduras. 

Lo que hace que estas sustancias químicas sean muy adecuadas es que no sólo detienen el crecimiento de las bacterias dañinas, sino que también son capaces de conservar el color y el aroma de la carne.

Los conservantes han desempeñado un papel muy importante en nuestra industria alimentaria y han cambiado por sí solos la forma en que producimos y consumimos la carne, ya sean hamburguesas preenvasadas, pizzas o perritos calientes. 

Sin embargo, la creciente demanda y las cifras de ventas cada vez mayores de carne procesada hicieron que muchos organismos sanitarios estudiaran los efectos a largo plazo de estas sustancias químicas en la salud humana. 

Muchos estudios han relacionado el uso y el consumo de conservantes en los alimentos con numerosas enfermedades. Algunas son enfermedades digestivas comunes, mientras que otras son dolencias graves. 

Este temor a la salud ha dividido efectivamente a la gente sobre qué tipo de carne utilizar, lo que nos lleva de nuevo a los perritos calientes no curados y curados. 

Diferencias entre perritos calientes curados y no curados

Así que, con la gente buscando alternativas sin conservantes, ¿cómo se conservan los perritos calientes no curados? 

Resulta que hay muchas formas de alargar la vida útil de la carne. Por ejemplo, los científicos especializados en alimentación descubrieron un método para obtener nitritos naturales a partir del polvo o el zumo de apio. 

Por eso es habitual encontrar un etiquetado que dice "el producto no contiene nitratos ni nitritos, excepto los que se encuentran de forma natural en el apio en polvo o en el zumo".

Esto significa que la carne no curada no contiene una larga lista de conservantes y sustancias químicas nocivas. En cambio, tiene ingredientes y productos químicos de origen natural que prolongan la vida útil de los perritos calientes. 

Otra técnica para desalentar el crecimiento bacteriano y añadir sabor a la carne es aumentar el contenido de sodio del alimento. 

Pero, ¿cómo afectan estas diferentes técnicas a los perritos calientes? ¿Qué sabor y aspecto tienen? 

Aquí tienes una rápida comparación entre ambas.

Características de los perritos calientes curados

Sabor

La carne curada tiene un fuerte aroma y sabor. Los conservantes utilizados para curar la carne antes de procesarla y cocinarla ayudan a "sellar" el sabor.

La carne curada tradicionalmente tiene muchos sabores favorables y familiares, y suele ser el tipo de carne procesada más común que puedes encontrar en el mercado. 

Visual

La carne curada tiene una característica visual distinta. Por ejemplo, la carne que no ha sido curada ni tratada en absoluto tiende a perder su color con el tiempo. Puede pasar de un rosa brillante a un gris oscuro en poco tiempo debido al estrés oxidativo.

Sin embargo, con los conservantes, la carne curada puede mantener su color original e incluso puede adquirir un cierto tono rosado debido a las sustancias químicas añadidas. 

Vida útil

Como ya hemos dicho, curar la carne es, con mucho, la mejor manera de prolongar su vida útil. La carne curada puede durar fácilmente meses e incluso puede resistir el deterioro incluso en condiciones de almacenamiento desfavorables (en algunas circunstancias)

La carne no curada también puede adelantar la fecha de caducidad, pero suele estropearse más rápido y tener una vida útil más corta que la carne curada. 

Los científicos de la alimentación utilizan una serie de métodos de cocción y conservación química para prolongar la vida útil de la carne curada, por lo que puedes almacenar este tipo de alimentos procesados de diferentes maneras sin preocuparte por su calidad o integridad. 

Nutrición

Los perritos calientes curados no son precisamente conocidos por su nutrición, ya que cualquier tipo de carne procesada se considera generalmente poco saludable, especialmente si la consumes con regularidad. 

Estos perritos calientes tienen un alto contenido en sodio y en grasas, de ahí su delicioso sabor. 

Sin embargo, junto con la adición de conservantes, los perritos calientes curados no son el mejor alimento para la dieta de nadie y deberías limitar su consumo en consecuencia. 

Características de los perritos calientes no curados

Sabor

Los perritos calientes no curados pueden tener el mismo sabor que la carne curada, dependiendo de la calidad del producto y del tipo de procesamiento utilizado para producirlos. 

Por lo general, los perritos calientes no curados tienen más sodio para contrarrestar la falta de sabor y también para prolongar la vida útil de los perritos calientes. Esto significa que puedes obtener más o menos los mismos sabores tanto de los perritos calientes curados como de los no curados. 

Pero para los ávidos aficionados a los perritos calientes curados, algunos podrían captar las sutilezas y discrepancias de sabor de los perritos calientes no curados.

Sin embargo, si los consumes generalmente con condimentos, será muy difícil diferenciar ambos tipos. 

Visual

La carne sin curar puede tener el mismo aspecto que la carne curada, pero puede no ser tan rosada o "brillante". El motivo es la falta de conservantes químicos fuertes.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, si el producto se utiliza mucho antes de su fecha de caducidad, los perritos calientes no curados tendrán el mismo aspecto que los curados.

Dependiendo de la edad, la calidad de la conservación y las condiciones de almacenamiento, las salchichas no curadas pueden tener más variaciones que las salchichas curadas, que probablemente se mantengan constantes durante todo el tiempo de almacenamiento. 

Vida útil

En cuanto a la vida útil de los perritos calientes no curados, puedes almacenarlos fácilmente hasta varias semanas.

Aunque no tienen la misma fecha de caducidad extendida de los perritos calientes curados, sigue siendo una forma decente de almacenarlos a medio plazo. 

Recuerda que cada marca es diferente en cuanto a conservación y técnicas. Por tanto, podrás calibrar la diferencia entre la carne curada y la no curada cuando las compares en la tienda.

Comprueba en la parte posterior del envase el etiquetado correcto y la fecha de caducidad para comparar. 

Nutrición

Aquí es donde la carne no curada puede tener una desventaja. 

Desde el punto de vista nutricional, la carne no curada puede contener más sal de la necesaria para evitar la proliferación de bacterias. Esto significa que estarás aumentando tu consumo de sodio con cada porción.

Si la nutrición es un factor importante para ti, debes consultar la parte posterior del envase para conocer los valores diarios del producto que vas a comprar. 

Aquí tienes un resumen de todas las diferencias:

Perros calientes curadosPerros calientes no curados
Color más rosado y brillante.No son tan rosados ni brillantes.
Vida útil más largaVida útil más corta en comparación con los perritos calientes curados.
Sabor más equilibrado.Suele contener más sodio.
Utiliza conservantes químicos.Utiliza conservantes de origen natural. 
Tiene nitritos y nitratos.Puede contener nitritos de origen vegetal. 

Cómo cocinar perritos calientes no curados - Aderezos e ideas

Los perritos calientes sin curar pueden utilizarse de muchas maneras diferentes. Dado que tanto los perritos calientes curados como los no curados son esencialmente el mismo producto en cuanto a su utilidad, puedes utilizar cualquiera de ellos en varios platos. 

Aunque ambas salchichas pueden utilizarse indistintamente, si quieres evitar los potenciadores artificiales y los conservantes químicos, te recomendamos encarecidamente que te quedes con las salchichas sin curar en todas las recetas.

Aquí tienes unas cuantas ideas estupendas para utilizar perritos calientes sin curar:

La forma clásica

La forma clásica de comer un perrito caliente es simplemente ponerlo en un pan para perritos calientes, añadirle mostaza u otros condimentos, ¡y a disfrutar! 

Recuerda que el hecho de utilizar un perrito caliente sin curar no significa que tengas que sacrificar la calidad o el sabor.

Perros calientes picados

Los perritos calientes son excepcionalmente versátiles, pueden añadirse a sándwiches, ensaladas, sopas, pizzas, tartas, ¡y mucho, mucho más!

Si quieres aprovechar al máximo su jugoso sabor, te recomendamos encarecidamente que los trocees y explores diferentes posibilidades. 

También es una técnica estupenda para atenuar el sabor salado de las salchichas no curadas. Por ejemplo, mezclar trozos picados de perritos calientes sin curar se combinará perfectamente con la mayoría de las verduras.

También puedes utilizar los trozos picados en una gran variedad de sopas, fideos, salsas y mucho más. 

Perros calientes sin curar fritos

Los perritos calientes sin curar fritos son una excelente comida reconfortante y puedes aprovechar mucho su textura y sabor friéndolos en una sartén o en un aceite neutro, como el de canola. 

Si no prefieres freírlos, también puedes ahumar o asar los perritos calientes sin curar para tener más o menos la misma experiencia. Al fin y al cabo, ¡no hay nada como un perrito caliente adecuadamente carbonizado por cada lado!

La receta ideal para perritos calientes sin curar

¡Aquí tienes una excelente receta para perritos calientes no curados!

Perro caliente explosivo

Esta receta es realmente una de las mejores formas de utilizar perritos calientes sin curar. No sólo es un gran aperitivo para una fiesta, sino que también podrá saciar fácilmente todos tus antojos de perritos calientes. Esta es nuestra receta preferida para cualquier ocasión.

Aquí tienes cómo hacerla:

Ingredientes 

  • 1 perrito caliente sin curar
  • 1 pan para perritos calientes
  • 1 loncha de queso pepper jack por perrito caliente
  • 1 chile jalapeño grande por ración
  • 1 rodaja grande de cebolla roja por ración
  • Hojas de cilantro fresco para decorar

Ingredientes para rebozar la cerveza y freír los jalapeños 

  • Aceite vegetal, de canola o de girasol para freír
  • 1 taza de harina para todo uso
  • 6 onzas (1/2 botella) de cerveza tipo lager
  • 2 cucharaditas de maicena
  • 1 cucharadita de sal kosher
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida

Instrucciones

  • Empieza por hacer los chiles jalapeños. Corta el tallo del jalapeño y retira cuidadosamente las semillas con un cuchillo. Ten cuidado: ¡no quieres perforar el exterior del jalapeño! Necesitamos que los chiles estén totalmente intactos. 
  • Corta los jalapeños en aros. ¡Corta trozos gruesos! Cualquier trozo de alrededor de 1/4 de pulgada funcionará muy bien con esta receta. 
  • Fríe los jalapeños en aceite caliente durante 2-3 minutos.
  • Pon los jalapeños fritos en una rejilla de alambre o en un paño de cocina para que escurran el exceso de aceite.
  • Ahora, haz la masa de cerveza combinando todos los ingredientes secos en un bol mediano. Vierte la cerveza de tu elección mientras bates lentamente la mezcla hasta que tenga una consistencia casi fina.
  • Sumerge los jalapeños fritos en esta masa y asegúrate de que están completamente cubiertos por todos los lados. 
  • Cocina los jalapeños rebozados en aceite caliente hasta que el exterior tenga un bonito color dorado y uniforme por todos los lados. Sácalos del aceite y pon los jalapeños cocidos sobre una rejilla para que escurran el exceso de aceite. 
  • Ahora, ¡asienta las rodajas de cebolla! Este paso es opcional, pero es imprescindible si quieres obtener el mejor sabor posible. Empieza untando cada lado de las rodajas de cebolla cortadas gruesas con aceite. Ponlas sobre una parrilla caliente y cocínalas hasta que tengan unas bonitas marcas de parrilla en cada lado. Las cebollas tienen que ablandarse y volverse translúcidas. 
  • ¡Monta el perrito caliente petardo! Cocina los perritos calientes sin curar utilizando el método que prefieras. Recomendamos encarecidamente freírlos en la sartén o asarlos a la parrilla para obtener el sabor más auténtico. 
  • Opcionalmente, tuesta los panecillos o simplemente añade queso pepper jack y caliéntalo en el microondas hasta que el queso se haya derretido. Añade el perrito caliente y cúbrelo con exuberantes y jugosas cebollas y los jalapeños fritos.
  • Adorna con cilantro o cualquier condimento de tu elección y ¡disfruta!

Preguntas relacionadas 

Los perritos calientes no curados son una forma estupenda de reducir los conservantes potencialmente dañinos. Suelen elaborarse con mejores técnicas de conservación e ingredientes de origen natural. 

Como los perritos calientes no curados son más o menos similares a los curados en cuanto a sabor, te recomendamos que los pruebes para variar.

Ahora que lo sabes todo sobre los perritos calientes no curados, ¡aquí tienes algunas preguntas relacionadas!

¿Los perritos calientes no curados llevan plantas o verduras?

No, los perritos calientes sin curar pueden estar hechos de una mezcla de diferentes tipos de carne o también pueden encontrarse en variedades totalmente de carne. Normalmente no llevan trozos de verdura, a menos que se mezclen intencionadamente para añadir textura. 

Sin embargo, los perritos calientes no curados pueden contener nitritos de origen vegetal o vegetal que actúan como conservantes para evitar que el alimento se estropee. Esto contrasta con los conservantes químicos que suelen utilizarse en las carnes curadas. 

¿Son los perritos calientes no curados la opción más saludable? 

Hay múltiples respuestas a esta pregunta.

Aunque generalmente se considera que los perritos calientes no curados son la opción más saludable en comparación con la carne curada, que puede tener conservantes potencialmente peligrosos, los perritos calientes no curados siguen teniendo mucha grasa y sal.

Pero si tuvieras que elegir entre dos opciones, te recomendamos encarecidamente que pruebes primero los perritos calientes sin curar, ya que tienen todos los puntos positivos de un perrito caliente, pero con una vida útil más corta en comparación con la carne curada. 

¿Los perritos calientes no curados están precocinados?

Sí, al igual que los perritos calientes típicamente curados, la variedad no curada también se cocina completamente en la fábrica, lo que significa que puedes utilizarla de la misma manera que cualquier otro perrito caliente.

Consulta siempre el reverso del envase para obtener más información sobre su conservación y preparación. 

Cada marca tiene diferentes formas de fabricar la carne no curada, por lo que siempre es mejor consultar con la marca cómo cocinar su producto concreto de forma segura. 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Qué son los perritos calientes no curados? puedes visitar la categoría Guias.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir