¿Las tazas son seguras para el horno?

Las tazas son seguras para el horno

Antes de meter algo en el horno, debes asegurarte de si la fuente que utilizas es apta para el horno o no.

Como los postres horneados en tazas se han hecho muy populares, quizá te preguntes si es seguro hornear en tu taza de café favorita. 

¿Son las tazas aptas para el horno? Las tazas pueden entrar en el horno con seguridad sólo si están etiquetadas como aptas para el horno o son de gres. Con otras tazas, es arriesgado meterlas en el horno; pueden agrietarse y romperse por estar expuestas a altas temperaturas. 

Este artículo trata de la relación entre las tazas y el horno: qué tazas pueden ir al horno y qué tazas debes mantener alejadas de él. Además, te diremos cómo evitar que las tazas aptas para el horno se agrieten y responderemos a algunas otras preguntas relacionadas con el tema que puedas tener.

Así que empecemos.

Índice

¿Pueden entrar las tazas en el horno?

Si has visto una apetitosa tarta de chocolate en taza o una receta de avena crujiente de una sola ración y quieres probarla en el horno, probablemente te preguntes si las tazas son aptas para el horno. 

Las tazas pueden ser aptas para el horno. Siempre que la taza esté hecha de un material apto para el horno y el fabricante indique que es apta para el horno, puedes meterla en el horno con seguridad.

También es mejor comprobar la temperatura más alta que puede soportar tu taza apta para el horno antes de utilizarla para un postre horneado. Puede que tu taza tenga la etiqueta de segura para el horno, pero si sólo puede soportar temperaturas de hasta 200 Fahrenheit, es posible que no puedas utilizarla en ninguna receta.

¿Cómo saber si algo es apto para el horno?

Cuando se trata de identificar artículos seguros para el horno, incluidas las tazas, debes buscar el símbolo de seguro para el horno. Normalmente puedes encontrarlo debajo de los platos, cuencos, tazas o teteros. 

Otra forma de saber si la taza es apta para el horno o no es consultar las recomendaciones del fabricante y buscar información en Internet. 

Sin embargo, a veces no hay ningún símbolo en la taza o ya se ha desgastado. O puede que ni siquiera sepas de qué marca es tu taza para poder comprobarlo online en la web del fabricante.

Meter las tazas en el horno sin asegurarse de que son aptas para él es arriesgado. Por ello, es importante tener conocimientos generales sobre qué materiales de las tazas son seguros para el horno y cuáles no debes meter nunca en él. 

¿Qué tazas pueden entrar en el horno?

Si el símbolo de seguridad para el horno de la taza no aparece y el fabricante no proporciona información sobre el uso adecuado de la taza, lo mejor es hacer uso de tus conocimientos generales sobre los materiales que pueden entrar en el horno de forma segura. 

Las tazas de metal pueden entrar en el horno. Sin embargo, debes asegurarte de que la taza es de metal puro. El metal puro es un gran conductor del calor y puede entrar con seguridad en el horno. 

Sin embargo, antes de meter una taza de metal en el horno, asegúrate de que no tiene partes de plástico. Además, no se recomienda meter en el horno tazas de metal con revestimiento antiadherente, ya que la capa antiadherente añadida reacciona mal con el calor del horno. 

Las tazas que pueden entrar en el horno con seguridad y soportar el calor alto son las de gres. Las tazas de gres son gruesas y no se agrietan ni se rompen cuando se exponen al calor. Estas tazas tienen una superficie texturizada o un acabado esmaltado. 

Tazas de gres - Las mejores tazas para hornear 

Si se te antoja un postre horneado en una taza, sin duda debes elegir una taza de gres. 

El gres es un tipo de cerámica no porosa. La arcilla de gres se cuece a temperaturas muy altas: hasta 2.370 grados. Por tanto, no es de extrañar que pueda resistir el alto calor del horno, de unos 350 grados. Como el gres se cuece a temperaturas tan altas, las tazas de gres son las mejores para hornear.

Las tazas de gres también son estupendas para hornear, ya que distribuyen bien el calor, lo que hace que el postre se hornee uniformemente. Lo que hace que las tazas de gres sean aún mejores para hornear es que tienen una superficie antiadherente. Esto es el resultado de la superficie natural no porosa del material. 

Así que puedes hornear una pequeña tanda de tu plato favorito en una taza de gres, terminar con un postre horneado uniformemente y limpiar la taza fácilmente gracias a la superficie antiadherente del material. 

¿Puedes meter las tazas de cristal en el horno?

Las tazas de cristal no suelen ser aptas para el horno. Aunque se ha comprobado que el vidrio resiste un calor muy elevado, la mayoría de las tazas de vidrio se rompen si las expones a altas temperaturas en el horno. 

No obstante, algunos fabricantes producen tazas de cristal aptas para el horno. Sin embargo, debes tener mucho cuidado al meter una taza de cristal en el horno.

Antes de hacerlo, comprueba las recomendaciones del fabricante y, si la taza de cristal es apta para el horno, no la expongas a una temperatura superior a la que el fabricante afirma que puede soportar. 

Tazas que nunca debes meter en el horno

Hay algunos materiales que nunca deben entrar en el horno.

  • La porcelana: Las tazas de porcelana son aptas para el horno y pueden soportar altas temperaturas. Sin embargo, este no es el caso de las tazas de porcelana. Éstas están hechas de una porcelana fina que se agrieta y se rompe cuando la expones al calor. 

Antes de decidirte a meter tu taza de porcelana en el horno, asegúrate de buscar el símbolo de seguridad para el horno. Si falta, es mejor prevenir que lamentar. No metas las tazas de porcelana en el horno. 

  • Loza de hueso: La porcelana de hueso es otro material delicado que nunca debe entrar en el horno. Las tazas de porcelana son muy finas. Además, la mayoría de las tazas de porcelana están pintadas y decoradas, lo que las hace aún más inadecuadas para el horno. 
  • De plástico: Como es de esperar, hay que evitar meter tazas de plástico en el horno. El plástico se derrite si lo metes en el horno. En el mejor de los casos, si la temperatura de tu horno está ajustada al mínimo, la taza de plástico se deformará. 

Nunca debes meter ningún plato en el horno si tiene detalles de plástico. 

  • De barro: Las tazas de barro pueden parecer gruesas y duraderas; sin embargo, te recomendamos que no las metas en el horno porque este material es propenso a desconcharse. La pintura empezará a desconcharse y a desprenderse cuando metas una taza de barro en el horno. 

Además del material de la taza, también debes prestar atención a los adornos de la misma. Las decoraciones, añadidas después de la cocción de la taza, probablemente se astillarán o agrietarán cuando la taza entre en el horno. 

A veces, las decoraciones también pueden estar hechas de otros materiales, lo que puede afectar a la seguridad de la taza en el horno.

¿Qué ocurre si metes en el horno una taza no segura para el horno?

Si sigues pensando que puedes salirte con la tuya si metes una taza no apta para el horno, aquí tienes otra advertencia. Si metes en el horno una taza que no está pensada para ello, se estropeará la taza y también el horno. 

La taza se romperá y se hará añicos. Las partículas rotas se esparcirán por todo el horno y el líquido del interior de la taza se derramará por todas partes. Tendrás que hacer muchas limpiezas tediosas para librarte de las consecuencias de meter en el horno una taza que no es segura para el horno. 

¿Puedo meter una taza apta para el microondas en el horno?

Ser apto para el microondas no significa ser apto para el horno. Algunas tazas pueden ser aptas para el microondas, pero meterlas en el horno será un desastre. Las tazas de plástico, por ejemplo, suelen ser aptas para el microondas, pero nunca deben ir al horno.

Una taza sólo debe ir al horno si tiene una etiqueta que diga que es apta para el horno. 

¿Por qué algunas tazas aptas para el horno se agrietan después de hornearlas?

Como ya te hemos dicho, algunas tazas pueden entrar en el horno con seguridad. Sin embargo, incluso las tazas aptas para el horno pueden agrietarse.

Normalmente no se agrietan en el horno, sino después de sacar la taza. Es posible que saques del horno tu hermoso pastel en forma de taza y la taza se agriete de la nada. 

¿Por qué ocurre esto? Cuando expones la taza a cambios drásticos de temperatura, como pasar del horno a temperaturas más frías o viceversa, el choque térmico que experimenta hace que la taza se agriete. 

Todos los materiales son susceptibles de sufrir un choque térmico, aunque la taza tenga una etiqueta de seguridad para el horno. Por supuesto, cuanto más resistente sea el material, menos posibilidades habrá de que se agriete como consecuencia de un choque térmico.

¿Cómo evitar que la taza se agriete? 

Para evitar que tu taza se agriete a causa de un choque térmico, debes seguir dos sencillas reglas:

  1. No pongas la temperatura del horno por encima de la recomendada para la taza. Poner la temperatura del horno más alta de lo que la taza puede soportar aumenta sus posibilidades de agrietarse. 
  2. Evita los cambios drásticos de temperatura. Nunca traslades al horno una taza que ha estado en el frigorífico o en el congelador. Del mismo modo, cuando saques la taza caliente del horno, déjala reposar en la encimera de tu cocina en lugar de trasladarla a un entorno más frío para que se enfríe rápidamente. 

Como probablemente puedas adivinar, este punto sugiere que tampoco debes poner nunca las tazas calientes bajo el grifo de agua fría. Espera un poco antes de intentar lavar o poner en remojo tu taza.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Las tazas son seguras para el horno? puedes visitar la categoría Guias.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir