Los mejores sustitutos del agua de coco

coco

Estás en la cocina trabajando en una receta cuando echas un vistazo a los ingredientes y ves agua de coco.

Te entra el pánico al darte cuenta de que te has olvidado de añadirla a la lista de la compra de esta semana, pensando que tu receta está arruinada. Pero con algo de creatividad, podrás sustituir el agua de coco como un profesional.

El agua de coco no es lo mismo que la leche de coco. La leche de coco se hace combinando la parte blanca y "carnosa" del coco con agua para crear un producto cremoso y rico en grasa. Tiene un sabor a coco muy fuerte y una textura espesa.

El agua de coco procede en realidad de la parte central de un coco inmaduro. Puede que hayas visto a alguien cortar la parte superior de un coco joven para beber el líquido de su interior.

Eso es el agua. Tiene un ligero sabor a nuez que no sabe realmente a coco y puede utilizarse de muchas maneras.

Entonces, ¿cuáles son los mejores sustitutos del agua de coco? Puedes probar a utilizar agua de arce o de abedul, a diluir la leche de coco con agua, a hacer tu propia agua de coco con coco rallado y agua caliente, a utilizar extractos de coco o de almendras, o a utilizar zumos de sandía o de aloe vera.

Sigue leyendo para determinar qué sustituto será perfecto para lo que estés preparando en la cocina.

Índice

Los mejores sustitutos del agua de coco en las bebidas

Ahora que se acerca el verano, es un buen momento para ser creativo con diferentes bebidas deliciosas. El agua de coco es una opción refrescante para esos días de calor.

Puede añadir sabores interesantes a los cócteles o mocktails, utilizarse como bebida deportiva o beberse sola.

1. Agua de abedul

El agua de abedul es la savia que se extrae del género Betula a principios de la primavera. Es un líquido claro e incoloro que tiene un sabor sutilmente dulce.

No tiene un sabor tan fuerte como el agua de coco.

Eso la convierte en una gran opción si quieres beberla directamente, pero no te gusta del todo el sabor del agua de coco.

Es una gran alternativa al agua normal y puede beberse sola o añadirse a tu cóctel o bebida de verano favoritos.

Sabe muy bien cuando está helada y adornada con una ramita de menta y un chorrito de lima.

2. Agua de arce

Puede que hayas visto el agua de arce en las estanterías junto al agua de coco en tu tienda local. Como su nombre indica, el agua de arce procede de los árboles de arce.

Es la savia líquida que se extrae antes de ser hervida y concentrada para hacer jarabe de arce.

El agua de arce es una gran alternativa al agua de coco. Tiene un sabor más sutil y un toque de dulzura. Sabe especialmente fresca y deliciosa cuando se enfría.

Si buscas un gran mezclador para interesantes cócteles de verano o mocktails, su sabor ligeramente dulce es una base perfecta para bebidas heladas, ponches y spritzers.

3. Agua de sandía

¿Hay algo tan fresco y veraniego como la sandía? A diferencia de las aguas de coco, arce y abedul, que son claras o un poco turbias, el agua de sandía tiene un bonito color rosa brillante.

Tiene toda la dulzura que esperas de la sandía y es la opción perfecta para refrescarse en un caluroso día de verano.

Puedes beberla sola para tener una forma fresca de hidratarte este verano. También es estupenda como mezcla en un cóctel fresco, una margarita helada, un toque para tus spritzers o como base para tu próxima tanda de ponche de picnic.

4. Zumo de aloe vera

El zumo de aloe vera no es lo mismo que el gel que te pones en la piel después de una quemadura solar. Querrás buscar una opción que no incluya las pieles, ya que éstas pueden ser un poco irritantes para el vientre.

Pero el gel del centro de la planta es una bebida estupenda.

La mayoría de las empresas mezclan el gel con agua y luego lo filtran y purifican para crear el zumo de aloe vera. Tiene un sabor más fuerte que las otras opciones de esta lista.

Sabe un poco a cítrico y puede tener un regusto ligeramente amargo.

A mucha gente le gusta beberlo solo, pero también se mezcla bien con zumos más dulces para crear una bebida veraniega superhidratante.

Los mejores sustitutos del agua de coco en la repostería

¿El agua de coco está en tu lista de ingredientes, pero no en tu despensa? No te preocupes, ¡te tenemos cubierto!

1. Hazla tú mismo con coco rallado y agua

Si estás en medio de la cocción y te das cuenta de que no tienes el agua de coco que pide la receta, puedes hacer una alternativa pasable usando coco rallado y agua hervida.

No tendrá exactamente el mismo sabor a nuez que el agua de coco, pero no será tan fuerte como la leche de coco.

Deberás utilizar aproximadamente media taza de coco rallado por cada taza de agua hirviendo. Eso equivale a una proporción de 1:2 de coco por agua, dependiendo de la cantidad que necesites para tu receta.

Instrucciones

  1. Coloca el coco en un bol grande y vierte el agua hirviendo por encima.
  2. Remuévelo todo y déjalo reposar durante unos 10-15 minutos.
  3. Vierte el líquido a través de un colador fino y presiona para sacar el líquido del coco rallado. Puedes secar y guardar el coco rallado para otra receta.
  4. Como el agua de coco es bastante dulce, puedes añadir un chorrito de azúcar, miel o jarabe de arce para recrear el sabor.
  5. Utilízala en sustitución 1:1 del agua de coco en la repostería. También puedes utilizar esta técnica si necesitas cocinar con agua de coco.

2. Haz tu propia agua de frutos secos con almendras o avellanas

Otra opción es hacer tu propia agua de frutos secos.

A diferencia de hacer una leche de frutos secos, no vas a licuar estos frutos secos y colarlos, sino que vas a utilizar el método de remojo anterior que usaste con el coco rallado.

Utilizarás la misma proporción 1:2 de frutos secos por agua que en el caso anterior.

Instrucciones

  1. Mide tus ingredientes. Para hacer una taza de agua de frutos secos necesitarás media taza de almendras o avellanas.
  2. Pica los frutos secos en trozos pequeños.
  3. Calienta una sartén pequeña a fuego medio.
  4. Añade las nueces a la sartén y tuéstalas hasta que estén ligeramente doradas y fragantes. Esto debería llevar unos 2-3 minutos.
  5. Retíralas de la sartén y colócalas en un bol grande.
  6. Lleva el agua a ebullición y viértela sobre las nueces. Déjalo reposar durante unos 10-20 minutos.
  7. Vierte el líquido a través de un colador de malla fina. Puedes secar y guardar los frutos secos para utilizarlos en una futura receta.
  8. Utiliza el agua de nueces como si fuera agua de coco en tu receta.

Una opción adicional es utilizar la mitad de coco rallado y la mitad de nueces tostadas para hacer tu agua. Sigue todas las instrucciones anteriores, sólo que sustituye la mitad de los frutos secos por coco rallado.

3. Hazla tú mismo con extracto de coco, extracto de almendra y agua

Otra opción si quieres recrear el sabor del agua de coco, pero no tienes coco rallado a mano, es hacer la tuya propia con un poco de extracto de coco, almendras o extracto de almendras y agua.

El extracto de coco sabe más a la pulpa del coco que al agua, así que un poco da para mucho.

Si añades el extracto de almendras también obtendrás el sabor a nuez característico del agua de coco. Combinando los dos obtendrás una aproximación al agua de coco.

A diferencia de la cocina, en la que a menudo se puede utilizar una receta como guía y no como regla, las recetas de repostería requieren precisión para que se produzcan las reacciones químicas adecuadas durante la cocción.

Si tu receta pide una determinada cantidad de agua de coco, querrás ceñirte a esa medida.

Si tu receta pide 1 taza de agua de coco, querrás empezar poco a poco y añadir una gota de cada extracto al agua.

Remuévelo todo, pruébalo y, si quieres aumentar el sabor a coco o a almendra, añade una gota cada vez hasta que consigas el sabor que buscas.

Como no tendrá el mismo dulzor que el agua de coco, no dudes en añadir un poco de miel, jarabe de arce o azúcar. Yo empezaría con una cucharadita y aumentaría la cantidad hasta alcanzar el dulzor deseado. Utilízalo como se indica en la receta.

4. Combina la leche de coco con agua

Una última opción que puedes probar si no tienes agua de coco pero tienes leche de coco a mano es diluir la leche de coco con agua. Yo utilizaría una proporción de 1:2 de leche de coco por agua.

El producto final tendrá un poco menos de sabor a nuez, así que si tienes extracto de almendra puedes añadir una gota a la mezcla para equilibrarlo.

Al igual que las otras opciones de la lista, no tendrá azúcar natural como el agua de coco. Para replicarla, empieza añadiendo una cucharadita de tu edulcorante favorito cada vez hasta que alcances el nivel que buscas.

Los mejores sustitutos del agua de coco en la cocina

Cuando tratas de poner la cena en la mesa, ¿quién quiere correr a la tienda a por un ingrediente que le falta? Utiliza una de estas alternativas dulces en su lugar.

1. Agua de arce

El agua de arce añade un encantador y sutil sabor a cualquier comida que requiera agua de coco. Aunque no tendrá un sabor tan fuerte, añadirá dulzura a lo que estés preparando.

Puedes añadirla a las sopas, utilizarla para escalfar frutas o cocerla a fuego lento para hacer un jarabe dulce.

Podrás utilizar el agua de arce en sustitución 1:1 del agua de coco en tus recetas, sólo espera una diferencia de sabor muy sutil en el producto final.

2. Agua de abedul

Al igual que el agua de arce, el agua de abedul ofrece una alternativa más sutil al agua de coco en la cocina. Puedes utilizarla en sustitución 1:1 del agua de coco, aunque creará una ligera diferencia en el sabor de tu receta.

Su sabor ligero y dulce es perfecto para recetas frías o para escalfar frutas para un postre elegante. Al igual que el agua de arce, puede cocerse a fuego lento para crear un jarabe dulce.

Puedes ser creativo añadiendo hierbas o frutas para hacer siropes de abedul aromatizados para tus recetas.

Los mejores sustitutos del agua de coco en los batidos

El agua de coco es un ingrediente estupendo para añadir a los batidos para darles sabor y dulzura. En muchas recetas se utiliza agua sola, pero puedes hacer un batido más interesante utilizando agua de coco o alguno de estos deliciosos sustitutos.

Zumo de manzana, zumo de sandía, zumo de naranja o zumo de piña

Si buscas una opción para añadir algo de dulzura y sabor a tu batido, estos zumos son excelentes alternativas al agua de coco.

Aunque todos los sabores serán ligeramente diferentes, complementarán la mayoría de los batidos a base de fruta.

El zumo de piña es una gran opción si buscas un sabor más tropical. Puedes utilizar cualquiera de estos zumos en una proporción de sustitución de 1:1.

Agua de arce o abedul

Ya has visto las magníficas formas de utilizar el agua de arce o de abedul como sustitutos del agua de coco para beber y cocinar, pero también funcionan muy bien en los batidos.

No sobrecargan otros sabores y complementan diferentes tipos de batidos, desde los basados en frutas hasta los de chocolate y matcha.

Si quieres ser creativo, puedes congelar el agua de arce o de abedul en bandejas de cubitos de hielo para hacer un batido más congelado y cremoso.

Leche de coco

Utilizar leche de coco en lugar de agua de coco va a dar a tu batido un sabor más cremoso y a coco sin el dulzor añadido.

Si utilizas esta opción, es posible que quieras diluirla con un poco de agua para que tu batido no quede demasiado espeso.

También es posible que tengas que añadir un poco más de plátano congelado, un par de dátiles o tu edulcorante favorito para compensar la falta de azúcar de la leche de coco.

Preguntas relacionadas

¿Tienes más preguntas relacionadas con el coco? Lleguemos al fondo de ellas.

¿Cómo puedo hacer que el agua de coco sepa mejor?

No a todo el mundo le gusta el sabor del agua de coco, pero hay muchas formas creativas de hacer que sepa más deliciosa.

He incluido algunas frutas y hierbas que puedes añadir para que tu agua de coco sepa mejor. Siéntete libre de utilizar una o varias para crear tu bebida perfecta.

  • Zumos de cítricos como limón, lima o naranja
  • Fresas frescas cortadas
  • Arándanos congelados
  • Menta machacada
  • Pepinos cortados
  • Frambuesas trituradas

¿Puedo utilizar el agua de coco para sustituir la leche de coco en las recetas?

Recuerda que la leche de coco se hace con la carne del coco. Eso significa que es mucho más rica en grasa, tiene una textura más cremosa y es más baja en azúcar que el agua de coco.

Tampoco tiene exactamente el mismo sabor, así que tendrás que hacer algunos ajustes para sustituir el agua de coco.

Si tu receta pide 1 taza de leche de coco, deberás utilizar una combinación de agua de coco y nata espesa para conseguir la textura que buscas. Yo utilizaría la mitad de agua de coco y la mitad de nata espesa.

Si tienes extracto de coco, tal vez quieras añadir una gota a la mezcla para obtener más de ese fuerte sabor a coco.

¿Puedo hacer mi propia agua de coco?

Sí, puedes. Tendrás que comprar un coco joven en el supermercado. El exterior es blanco en lugar de marrón y peludo, y puede parecer más grande que el coco al que estás acostumbrado.

Necesitarás un cuchillo afilado o una cuchilla para carne y una superficie estable para trabajar, como un paño de cocina o una tabla de cortar. Tendrás que utilizar la esquina inferior del cuchillo de carnicero para hacer cuatro cortes en la parte superior del coco para abrirlo.

A continuación encontrarás un magnífico vídeo tutorial.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Los mejores sustitutos del agua de coco puedes visitar la categoría Sustitutos.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir