Cómo volver a cocinar el pavo poco hecho - La mejor manera

Pavo poco cocinado

El pavo es una comida deliciosa. Lleva mucho tiempo y esfuerzo prepararlo y casi siempre merece la pena. El pavo da para mucho y muchos de nosotros disfrutamos del pavo en las reuniones familiares, sobre todo en Acción de Gracias o Navidad. 

Lo bueno es que podemos preparar y disfrutar del pavo en cualquier momento del año. No es necesario que haya celebraciones o reuniones para preparar un pavo, aunque ciertamente es una buena excusa para hacerlo. Los pavos pueden ser un reto para cocinarlos a la perfección porque el color no delata realmente el estado de cocción (hasta cierto punto). 

¿Cómo puedes saber si un pavo está poco hecho? ¿Se puede volver a cocinar un pavo poco hecho? Sí, puedes volver a poner el pavo entero en el horno, cubriéndolo para evitar que se reseque. También puedes untarlo con mantequilla para ayudar a mantener la humedad. Si estás en un aprieto y necesitas que el pavo se termine de cocinar con rapidez, lo mejor es cortar el pavo en rodajas y volver a cocinarlo. 

En esta guía, te guiaremos por el proceso de cocción del pavo y lo que puedes buscar para determinar si tu pavo está bien cocinado. También compartiremos contigo los procesos que debes seguir si tu pavo está poco hecho, para que puedas cocinarlo y disfrutar de él. 

Sigue leyendo para saber cómo volver a cocinar un pavo poco hecho y mucho más. 

Índice

Una guía para controlar el pavo poco cocinado

Cocinar un pavo puede ser un reto porque suele llevar varias horas y no siempre se puede saber a simple vista si el pavo está hecho o no.

Muchos pavos vienen con un termómetro interno que se supone que te permite saber cuándo está hecho el pavo, pero no siempre son totalmente precisos. 

Es importante entender los distintos medios para saber si un pavo está totalmente cocido. También es igualmente importante conocer tus opciones y entender qué pasos puedes dar si descubres que tu pavo está realmente poco hecho. 

En esta guía te ofrecemos mucha información. 

Cocinar un pavo - El proceso inicial

Para empezar, vamos a hablar de cómo se cocina tradicionalmente un pavo y a darte algunos consejos que pueden ayudarte a reducir el riesgo de un pavo poco hecho. 

Empecemos por cubrir el proceso inicial para cocinar un pavo. Veremos cómo calcular el tiempo de cocción del pavo y discutiremos algunas señales para saber cuándo el pavo está completamente cocinado. 

Hay muchas formas de cocinar un pavo. Algunas personas utilizan ollas a presión y freidoras de aire. También hay freidoras de pavo que se han hecho cada vez más populares. En aras de la simplicidad, sólo trataremos el método tradicional de cocción del pavo en el horno. 

Este es el proceso. 

  1. Si no estás seguro de la cantidad de pavo que necesitas, calcula entre 1 y 2 libras de pavo por invitado previsto. 
  2. Calcula el tiempo de cocción en aproximadamente 13-15 minutos por cada kilo de pavo. 
  3. Empieza por precalentar el horno a 450 grados. 
  4. Cocina el pavo durante 15 minutos a esta temperatura. 
  5. Reduce la temperatura a 350 grados. 
  6. Cocina el pavo el tiempo adecuado. Por ejemplo, un pavo de 15 libras se cocinaría aproximadamente 225 minutos (esto es casi 4 horas). 
  7. Deja reposar la temperatura fuera del horno durante 15-20 minutos antes de trinchar. 

Estas son instrucciones muy básicas. No hablan de poner el pavo en salmuera ni de añadirle mantequilla. Esas son cosas que puedes determinar a voluntad. Estas instrucciones pretenden específicamente llamar la atención sobre los tiempos de cocción aproximados. 

Es importante que conozcas y te familiarices con estos tiempos para que puedas intentar calcular el tiempo de cocción de tu pavo. 

Señales de que un pavo está completamente cocinado

Hay algunas cosas reveladoras en las que puedes fijarte para saber si tu pavo está completamente cocinado. La forma más precisa de saber que el pavo está totalmente cocinado es utilizar un termómetro y evaluar la temperatura interna del pavo. 

El pavo debe cocinarse a una temperatura interna de 180 grados Fahrenheit. Te recomendamos que compruebes la temperatura antes de sacarlo del horno, si es posible. También puedes sacar el pavo y comprobar la temperatura y sustituirlo si es necesario. 

Hay termómetros que te permiten fijarlos al pavo durante todo el proceso de cocción. Sólo tienes que asegurarte de tener un termómetro que funcione y que te muestre una temperatura exacta. 

Si no tienes un termómetro, hay otros métodos que puedes utilizar para comprobar si el pavo está hecho. El mejor lugar para comprobar el color de la carne es el muslo del pavo. 

Puedes perforar el muslo (que suele ser muy carnoso) y observar los jugos que salen. Si los jugos son rojizos o rosados, tu pavo necesita más tiempo de cocción. Si los jugos salen claros, tu pavo está cocinado a la perfección. 

No cocines demasiado el pavo si necesita más tiempo. Comprueba periódicamente que no debería tardar mucho más si te acercas a los cálculos de tiempo indicados. 

Mirar los jugos es la segunda mejor manera de saber si el pavo está completamente cocido o no. No recomendamos basar tu juicio en los colores de la carne específicamente, aunque es posible que puedas ver algo de color rosa en la carne si no está completamente cocida. 

Sin embargo, la carne de pavo es de color claro, así que éste no es un método seguro. Recomendamos utilizar métodos más fiables para comprobar si el pavo está hecho. 

Volver a cocinar un pavo poco hecho

Si tal vez juzgaste si tu pavo estaba mal hecho, no te preocupes. Puedes volver a cocinar el pavo, que en realidad es simplemente terminar de cocinarlo. Parece una recocción porque estás colocando un pavo frío o semifrío de nuevo en el calor del horno, pero el pavo necesita más tiempo de cocción para estar hecho y ser comestible con seguridad. 

Supongamos que todos los demás platos están hechos y todos se han sentado para la cena de Acción de Gracias. Alcanzas a trinchar el pavo sólo para descubrir que está rosa. Hay que terminar esto lo antes posible. 

Cuando vuelvas corriendo a la cocina, respira hondo y sigue estas instrucciones. 

  1. Recomendamos cortar el pavo en rodajas o en trinchetas. Es la forma más rápida de volver a cocinar el pavo y de terminarlo antes de que todo lo demás esté ridículamente frío. Puedes dejar las patas y las pechugas intactas y luego cortar en rodajas el resto de la carne. Esto simplemente lo rompe todo en trozos más pequeños para que se cocine más rápido. 
  2. Coloca los trozos en una bandeja de horno y hornea a 375 grados, comprobando la carne cada 15 minutos hasta que esté hecha. Normalmente, puedes sacar el pavo del horno cuando esté a 165 grados internamente. Cuando repose durante unos 15 minutos, la temperatura aumentará a 180. 
  3. Termina de cortarlo y sírvelo. ¡Es hora de comer! 

Si sigues nuestras instrucciones sobre los tiempos de cocción relacionados con el tamaño del pavo, así como la regla de cortar el pavo y comprobar que los jugos sean claros, no deberías preocuparte de que el pavo esté poco hecho. 

Es fácil pensar que el pavo lleva 4 horas dentro, ¡está hecho! Pero no confíes demasiado en que el tiempo sea tu factor. Lo mejor es que puedas comprobar la temperatura del pavo o, al menos, cortarlo para ver el color de los jugos que salen. 

Preguntas relacionadas

Esperamos que esta guía sobre cómo volver a cocinar un pavo poco hecho te resulte útil para saber cómo manejar tu pavo sin cocinar. Recuerda seguir los consejos para revisar tu pavo y evitar problemas de falta de cocción. 

Te invitamos a que eches un vistazo a la siguiente sección de preguntas y respuestas para ver si la información que contiene puede ser de utilidad para ti. 

¿Podemos confiar en el temporizador emergente?

Aunque el temporizador emergente puede ser útil, a menudo es muy inexacto. Los temporizadores a veces tardan demasiado en saltar, lo que puede hacer que tu pavo esté muy seco. También hay veces en que funcionan mal o estallan demasiado pronto. 

¿Cuál es el mejor lugar para comprobar la temperatura? 

Recomendamos comprobar la temperatura en el lugar más grueso. El mejor lugar para obtener una buena lectura de la temperatura interna es la parte más gruesa de la carne del muslo. Ésta será la medida más precisa. 

¿Qué ocurre si comes pavo rosa?

Ten en cuenta que el color de la carne en sí no es un indicador preciso de si el pavo está hecho. La carne del pavo puede estar ligeramente rosada y, sin embargo, el pavo está totalmente cocido. Es mejor confiar en la temperatura interna que en la apariencia. 

Sin embargo, si comes pavo poco cocinado puedes encontrarte con una intoxicación alimentaria, con síntomas como diarrea, vómitos y calambres abdominales. 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo volver a cocinar el pavo poco hecho - La mejor manera puedes visitar la categoría Recalentar.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir