Cómo recalentar el arroz en la arrocera

recalentar el arroz en la arrocera

La mayoría de nosotros somos culpables de no medir correctamente el arroz, o de añadir un poco más por si acaso. Por lo general, esto conduce a un exceso de arroz después de la cena, pero por suerte, hay una manera fácil de recalentar el arroz sobrante utilizando una olla arrocera. 

Esto no sólo evita que tengas que volver a cocinar el arroz desde cero, sino que el uso de una arrocera para recalentar el arroz garantiza que éste quede esponjoso y tenga un sabor fresco, en comparación con el arroz blando y pegajoso que se obtiene al recalentarlo con otros métodos.

¿Cómo se recalienta el arroz en una arrocera? Recalentar el arroz en una arrocera es muy fácil, sólo tienes que añadir un poco de agua, pulsar recalentar y dejarlo durante una hora. La arrocera puede recalentar el arroz desde el frío, así que no hay mucho que hacer para tener un arroz caliente en menos de una hora.

Índice

Recalentar el arroz en una arrocera

La mayoría de las arroceras tienen una opción de recalentamiento, y algunas se encuentran junto al botón de inicio. Para recalentar el arroz tendrás que añadir una cucharada de agua fría, colocar el arroz en la arrocera y pulsar "mantener caliente".

Con la función suave de mantener caliente, el arroz se recalentará lentamente en la arrocera. Recalentar el arroz lentamente es la mejor manera de hacerlo, ya que un calor excesivo y demasiado rápido podría quemar el arroz y robarle la humedad que conserva, haciendo que esté duro, blando o ambas cosas a la vez.

La cucharada de agua que se añade a la arrocera le da al arroz la humedad justa para que no se reseque, pero no le proporciona demasiada humedad, lo que podría hacer que el arroz se empapara.

Simplemente deja la arrocera en caliente durante una hora, y comprueba de vez en cuando hasta que el arroz se haya calentado completamente. 

Utilizar una olla arrocera para recalentar el arroz es la forma más relajada de hacerlo, ya que no tienes que preocuparte de remover, añadir más agua o controlar el calor mientras se calienta; la olla arrocera lo hace todo por ti, y tendrás un arroz agradable, caliente y esponjoso en sólo una hora.

Muchas arroceras también tienen temporizadores de retardo (como la Olla Instantánea), así que si quieres recalentar el arroz, pero sólo quieres que esté listo en dos horas más o menos, puedes programar el temporizador para que empiece a calentar el arroz y esté listo exactamente cuando lo necesites.

Recalentar el arroz en una olla arrocera también es estupendo para mantener el arroz caliente durante más tiempo. Puedes servir un poco de arroz, cerrar la tapa y dejarlo para que se mantenga caliente durante más tiempo, para que nadie tenga que comer arroz frío ni preocuparse de calentarlo de nuevo.

Cómo recalentar el arroz sin una arrocera

No todo el mundo tiene acceso a una olla arrocera, pero si preparas arroz a menudo para las comidas en casa, una olla arrocera sería una gran inversión, ya que ofrece una forma fácil y a prueba de fallos de preparar el mejor arroz una y otra vez, con un esfuerzo mínimo y aún menos preparación.

Sin embargo, si no tienes una arrocera en casa, aquí tienes tres formas diferentes de recalentar el arroz:

1. En el microondas

Utilizar el microondas para calentar el arroz es posiblemente la forma más rápida de hacerlo, pero también es bastante arriesgada. Si no se hace bien, el arroz puede endurecerse o pegarse en un lío pegajoso.

Para recalentar el arroz en el microondas

  • Tendrás que colocar el arroz cocido en un bol apto para microondas, junto con un pequeño chorro de agua.
  • Rompe los grumos de arroz con un tenedor y cubre el cuenco con una toalla de papel húmeda. 
  • Cuece el arroz a máxima potencia durante 30 segundos.
  • Saca el bol del microondas.
  • Remueve el arroz, déjalo reposar 30 segundos y repite la operación.
    • Dejar reposar el arroz durante 30 segundos entre calentamientos permite que el calor se distribuya uniformemente. Continúa así hasta que el arroz esté bien calentado.

Si sólo vas a calentar una pequeña porción de arroz, puedes colocar el arroz en un plato y deshacer los grumos, cubriendo el arroz con una toalla de papel húmeda. Esto permite que el arroz se extienda más, lo que hace que se recaliente más rápidamente.

Asegúrate de no cocer demasiado el arroz en el microondas, ni dejar que se seque demasiado, si crees que necesita más humedad, puedes añadir otra cucharada de agua (incluso puedes probar a añadir leche de arroz).

2. En la estufa

Cuando recalientes el arroz en la estufa, tendrás que cocinarlo al vapor más que freírlo. Para ello, tendrás que poner el arroz en una cacerola, junto con una cucharada de agua, utilizando un tenedor para romper los grumos de arroz y repartirlo uniformemente.

Coloca una tapa en la cacerola y cocina el arroz a fuego lento, removiéndolo de vez en cuando, hasta que el arroz esté completamente caliente.

No dejes que el arroz se caliente demasiado, ya que podría pegarse al fondo y secarse. Asegúrate de utilizar una tapa bien ajustada para que no se escape nada de la humedad de la cacerola.

3. Horno

Recalentar el arroz en el horno puede no parecer la opción más obvia, pero en realidad funciona muy bien. Mezcla un poco de arroz con un chorrito de agua y extiéndelo sobre una bandeja apta para el horno. Acuérdate de deshacer los grumos grandes de arroz con un tenedor.

Cubre el arroz en la bandeja de horno con papel de aluminio y hornea el arroz durante 20 minutos o hasta que esté bien caliente, a 300 grados Fahrenheit.

Como el arroz está extendido, se calentará más uniforme y rápidamente, lo que evita que se pierda demasiada humedad. La cubierta de papel de aluminio también evita que salga demasiada humedad del arroz, manteniéndolo hidratado y evitando que se reseque.

¿Es seguro recalentar el arroz?

Algunas personas creen que no es seguro recalentar el arroz, pero esto no es especialmente cierto. El arroz se puede recalentar y comer, pero también depende de cómo lo almacenes y de tus métodos de manipulación y cocción.

El arroz puede contener Bacillus cereus, que es una bacteria que puede sobrevivir a algunos procesos de cocción. Esta bacteria puede provocar una intoxicación alimentaria, y si el arroz no se cocina correctamente, o se almacena adecuadamente, la bacteria puede crecer en el arroz sobrante y provocar enfermedades.

Al cocinar el arroz, debes asegurarte de que alcanza una temperatura elevada. La zona de peligro para que se reproduzcan las bacterias es de 40 a 140 grados Fahrenheit, así que asegúrate de cocinar el arroz por encima de esta temperatura para eliminar cualquier bacteria. El arroz debe servirse inmediatamente después de la cocción.

Si piensas guardar el arroz sobrante, intenta enfriarlo rápidamente. Puedes hacerlo dividiendo el arroz entre recipientes poco profundos o colocando el arroz directamente en la nevera o el congelador. No dejes el arroz fuera más de una hora.

Puedes conservar el arroz en un recipiente hermético hasta 4 días en la nevera y hasta 4 meses en el congelador. Asegúrate de que la temperatura del arroz se mantiene por debajo de los 40 grados Fahrenheit para evitar la proliferación de bacterias.

Cuando recalientes el arroz, asegúrate de recalentarlo lo suficiente como para que esté bien caliente, para evitar aún más la propagación o el crecimiento de las bacterias.

Preguntas relacionadas

¿Se puede recalentar el arroz después de que haya estado en la nevera más de un día?

Está bien recalentar el arroz sobrante que ha estado en el frigorífico, pero el arroz cocido debe introducirse en el frigorífico lo antes posible, preferiblemente una hora después de ser cocinado. El arroz puede conservarse en el frigorífico hasta 4 días, pero cuanto antes recalientes y comas el arroz, mejor.

Asegúrate de recalentar bien el arroz para garantizar que se eliminen las bacterias y que se pueda comer sin peligro de intoxicación alimentaria.

¿Cuál es la mejor manera de recalentar el arroz?

La forma más sencilla de recalentar el arroz es en una olla arrocera, después de todo, una olla arrocera se hizo específicamente para cocinar y recalentar el arroz.

Es muy sencillo de hacer, sólo tienes que poner el arroz y un poco de agua en la olla arrocera y dejarla en caliente durante una hora. El arroz se calentará por completo, y se mantendrá lo suficientemente caliente como para evitar la proliferación de bacterias. 

Recalentar el arroz en una olla arrocera

Una olla arrocera es una herramienta muy práctica para tener en la cocina, sobre todo si cocinas grandes porciones de arroz a menudo (no olvides enjuagar el arroz antes de cocinarlo). Para que sea aún mejor guardarlo, puedes recalentar el arroz muy fácilmente en una olla arrocera, eliminando todo el esfuerzo de las sobras para ti.

Cuece el arroz, recaliéntalo y mantenlo caliente para que todos los miembros de la familia puedan disfrutar de una humeante ración de arroz para cenar.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo recalentar el arroz en la arrocera puedes visitar la categoría Recalentar.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir