¿Se puede congelar el mascarpone?

mascarpone

Si el mascarpone es uno de los productos más queridos y utilizados de tu frigorífico, es posible que estés buscando la forma de guardarlo a granel durante más tiempo. La buena noticia es que existe una solución perfecta para tu dilema.

¿Se puede congelar el queso mascarpone? Sí, puedes congelar el queso mascarpone hasta 4 meses en tu congelador. Sin embargo, hay una forma adecuada de congelarlo y descongelarlo para mantener su sabor y textura lo mejor posible.

Este queso cremoso y mantecoso no sólo se congela, sino que puede durar unos 4 meses en tu congelador, dependiendo de la calidad del queso.

Así que, ahora que sabes que el mascarpone se congela bien, probablemente te estés preguntando cómo hacer para guardarlo en el congelador para su uso posterior. Pues bien, ¡para eso estamos aquí!

No sólo trataremos el mejor proceso para congelar el mascarpone, sino que también trataremos otras cuestiones importantes relacionadas con su descongelación y recongelación, así como otros datos útiles.

Índice

¿Qué es el mascarpone?

El queso crema italiano conocido como Mascarpone ha sido el ingrediente estrella de numerosas recetas. Se trata de un queso fresco en crema que es notablemente suave y se extiende con mucha facilidad, como si se tratara de mantequilla. 

Este queso italiano es un poco lechoso y dulce en comparación con algunos de los tipos básicos de queso blando. 

Nos gustaría añadir que no hay que confundirlo con el queso crema americano, porque ese queso no tiene ni de lejos el contenido en grasa del Mascarpone y tiende a ser más picante. 

El Mascarpone se utiliza a menudo para untar, en postres como el tiramisú y la tarta de queso, o incluso en comidas saladas y cremosas.

Congelar el mascarpone

La razón por la que el mascarpone tiende a congelarse tan bien es su alto contenido en grasa y agua.

No sólo eso, sino que hay varios platos que contienen mascarpone que también pueden congelarse fácilmente. Hemos visto que el tiramisú se congela increíblemente bien, y también la salsa de pasta con mascarpone.

Sin embargo, como la mayoría de las cosas, hay una forma correcta y otra incorrecta de congelar el queso mascarpone.

Si se hace de forma incorrecta, puedes acabar con un queso cuajado, cristalizado, aguado, seco o que, en general, ha perdido su textura suave y mantecosa.

Así pues, a continuación te explicamos cómo congelar el mascarpone de forma correcta.

1. Bátelo

Si quieres congelar el mascarpone, lo primero que debes hacer es batirlo bien. 

El problema con el mascarpone es que, si se deja reposar durante algún tiempo, puede partirse fácilmente debido a su alto contenido en grasa. Así que es necesario removerlo bien antes de congelarlo. 

Consejo: Si el mascarpone tiene grumos, siempre puedes calentarlo con un sistema de doble caldera y seguir batiendo hasta que no tenga grumos. Cuando se enfríe a temperatura ambiente y se suavice, ¡podrás volver a utilizarlo!

2. Guárdalo en un recipiente hermético

Cuando se expone al aire, el mascarpone es propenso a estropearse o desmenuzarse. Por ello, se recomienda guardar este queso en un recipiente hermético o en una bolsa de congelación con cierre.

También puedes optar por separarlo en porciones más pequeñas para evitar que se descongele demasiado para comerlo de una sola vez.

Asegúrate de haber eliminado el aire de cualquiera de ellos antes de encerrar el queso. También puedes utilizar un sellador al vacío si tienes uno.

También puedes añadir otro método para una mayor protección contra las quemaduras del congelador y el aire, como el papel de aluminio.

También te sugerimos que etiquetes tu recipiente de mascarpone con la fecha en que se congeló, para que puedas consultarlo cuando quieras asegurarte de que todavía está bien para usarlo.

Como hemos dicho antes, debería durar hasta 4 meses, pero cuanto antes lo uses, mejor será.

3. Congelación rápida

Al colocar el recipiente o la bolsa en el congelador, asegúrate de acercarlo a las paredes del mismo para que se congele lo más rápidamente posible. Así evitarás que se formen cristales de hielo en el queso que arruinen su textura.

Este método también ayudará a conservar la frescura y el sabor de tu mascarpone.

Cómo descongelar el mascarpone

Ahora que hemos conseguido congelar nuestro mascarpone, ¿qué pasa con la descongelación correcta? 

Cuando quieras descongelar tu mascarpone, considera la posibilidad de colocar el recipiente de mascarpone en el frigorífico unas 12 horas antes de utilizarlo. Puede parecer mucho tiempo, pero no quieres acelerar el proceso, o el queso se estropeará.

Si aceleras el proceso de descongelación, es muy probable que el mascarpone se llene de grumos o se separe. Por eso, es mejor dejar el mascarpone toda la noche en la nevera.

Cuando se haya descongelado, remuévelo enérgicamente y ya está listo.

Es posible notar algún tipo de separación incluso después de ser precavido. Para contrarrestarlo, puedes batirlo con una batidora y darle una buena mezcla para que el líquido se vuelva a asentar.

¿Se puede volver a congelar el queso Mascarpone?

Si has llegado hasta aquí, sabrás que el mascarpone tiene muchas probabilidades de separarse al congelarse porque tiene altos niveles de grasa.

E incluso cuando lo congelas una vez, tienes que esforzarte para conservar su textura y cremosidad originales. Así que, como el mascarpone es sensible a la congelación, te recomendamos que evites volver a congelarlo. 

Sólo podemos arreglar la textura de este queso una vez con una buena mezcla. La próxima vez que lo intentes, la textura y la consistencia se estropearán.

La recongelación, en general, tiene más probabilidades de permitir que se formen bacterias malas en los alimentos, por lo que siempre sugerimos no volver a congelar los alimentos y separarlos en porciones antes de congelarlos.

¿Cuánto tiempo se puede conservar el mascarpone en el congelador? 

El mascarpone se puede congelar hasta 4 meses para aumentar su vida útil y poder utilizarlo a largo plazo. Sin embargo, ten en cuenta que con cada mes que pasa tu mascarpone pierde un poco de su sabor y calidad general.

Si quieres que tu mascarpone se mantenga y permanezca en su forma original, es mejor que lo consumas lo antes posible para tener la mejor experiencia.  

Si no puedes consumir todo el mascarpone de una vez, considera la posibilidad de congelarlo en porciones, como hemos sugerido antes. Con las porciones, no tendrás que preocuparte de desperdiciar tu queso mascarpone sólo porque no pueda volver a congelarse. 

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Se puede congelar el mascarpone? puedes visitar la categoría Congelar.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir