¿Se puede congelar el glaseado de queso crema? - La mejor manera

Se puede congelar el glaseado de queso crema

A los que nos gusta hornear, estaremos acostumbrados a hacer demasiado glaseado del que realmente necesitamos, y cuando se trata de un delicioso glaseado de queso crema, lo último que quieres es que se desperdicie.

A todo el mundo le gusta el glaseado de queso crema, así que poder guardar las sobras, o tener algo a mano para cuando lo necesites, realmente merece la pena.

¿Pero se puede congelar el glaseado de queso crema? Sí, puedes congelar el glaseado de queso crema. El queso crema tiende a desmenuzarse un poco cuando se congela y descongela, pero con los ingredientes adicionales del glaseado, el efecto desmenuzado puede reducirse al mínimo. Hay que trabajar un poco para que el glaseado de queso crema congelado y descongelado recupere su consistencia y sabor originales.

Ahora que sabes que el glaseado de queso crema se puede congelar, ¡sería muy útil saber cómo congelarlo correctamente!

Índice

Cómo congelar el glaseado de queso crema

El glaseado de queso crema es increíblemente fácil de congelar y puede guardarse de forma segura en el congelador hasta que necesites descongelarlo y ponerlo encima de algún delicioso bizcocho.

A continuación te explicamos cómo congelar y guardar correctamente el glaseado de queso crema.

  • Haz el glaseado de queso crema con tu receta favorita
  • Coloca el glaseado en una bolsa de plástico para el congelador, eliminando todo el exceso de aire aplastando la bolsa
  • Cierra bien la bolsa, comprobando que no haya roturas ni fugas
  • Etiqueta la bolsa de congelación con la fecha de preparación y congelación
  • Si hay más de una bolsa de congelación de glaseado de queso crema, coloca las bolsas de congelación una encima de otra, planas, en el congelador para ahorrar un espacio muy necesario
  • Si quieres poner una gran cantidad de glaseado de crema en el congelador y no dividirlo en porciones, puedes colocarlo en un recipiente apto para el congelador y luego envolverlo en papel de plástico para mayor protección
  • Etiqueta el recipiente del congelador con la fecha de congelación.

Congelar el glaseado de crema de queso en bolsas de plástico para el congelador es estupendo por varias razones.

La primera es que las bolsas de plástico para el congelador pueden colocarse planas y apilarse unas encima de otras para ahorrar espacio.

También puedes repartir porciones más pequeñas de glaseado si has hecho un lote especialmente grande, de modo que no tendrás que descongelar todo el lote si sólo quieres usar una pequeña cantidad.

Por último, las bolsas de plástico para el congelador son perfectas para poner el glaseado en el pastel o las magdalenas. Sólo tienes que esperar a que se descongele el glaseado de queso crema y cortar un trozo de la esquina inferior de la bolsa de plástico para congelar, y utilizarlo para ponerlo sobre tus productos horneados.

De este modo no tendrás que ensuciar ningún otro plato, y podrás congelar, guardar y pipetear todo con una única y práctica bolsa de plástico.

¿Cuánto dura el glaseado de queso crema?

Como el glaseado de queso crema tiene un contenido bastante alto de grasa, se congela bastante bien. Si se guarda correctamente en un recipiente hermético, el glaseado de queso crema puede permanecer en el congelador hasta 3 meses.

El glaseado podrá seguir utilizándose después, pero la textura y el sabor empezarán a deteriorarse, así que para aprovechar al máximo el glaseado, utilízalo dentro de este periodo de 3 meses.

El glaseado de queso crema puede dejarse a temperatura ambiente durante 2 horas antes de meterlo en el congelador. Si se deja fuera más tiempo, es más seguro desecharlo. 

Como el glaseado de queso crema tiene que estar refrigerado, cualquier pastel o magdalena con glaseado de queso crema también tiene que estar refrigerado. Si no quieres comer el pastel refrigerado, puedes sacarlo del frigorífico una hora antes de servirlo, para poder disfrutarlo a temperatura ambiente.

La zona de peligro

Como es obvio que contiene queso crema, tienes que prestar más atención a la hora de guardar correctamente el glaseado de queso crema, que lo que harías con otras mezclas de glaseado estándar.

El queso crema es un queso blando y no tiene una vida útil tan larga en comparación con los quesos duros. Por ello, tienes que tener cuidado de almacenar adecuadamente el glaseado de queso crema.

Tiene que mantenerse fuera de la zona de peligro, que está entre 40 y 140 grados Fahrenheit. Si se expone a este rango de temperatura, podría fomentar el crecimiento bacteriano, lo que podría hacer que el glaseado de queso crema fuera peligroso para comer, y también podría estropearse más rápidamente.

Cuanto antes lleves el glaseado de queso crema a la nevera o al congelador, más seguro será comerlo y disfrutarlo.

Descongelar el glaseado de queso crema

La forma más segura de descongelar el glaseado de queso crema es dejarlo descongelar en la nevera durante toda la noche. Esto requiere cierta planificación, ya que tendrás que sacar el glaseado de queso crema del congelador el día antes de que lo vayas a utilizar.

Dejar el glaseado de queso crema para que se descongele en la nevera durante la noche es la forma más segura de hacerlo, ya que el glaseado no estará expuesto a temperaturas que podrían aumentar el crecimiento bacteriano. La descongelación suave tampoco arruinará la textura del glaseado de queso crema, permitiendo que se mantenga lo más cerca posible de su verdadera textura.

Una vez descongelado, el glaseado de queso crema puede estar desmenuzado y tener una textura acuosa. Para solucionarlo, es posible que tengas que utilizar una batidora eléctrica para que el glaseado vuelva a tener una textura cremosa y ligera.

Una vez descongelado el glaseado de queso crema y guardado en el frigorífico, debe utilizarse antes de 3 días. Utilizarlo antes de 3 días garantiza que conserve su mejor calidad y sabor y que siga siendo seguro para su consumo.

Cuando el glaseado de queso crema se haya descongelado, nunca debes volver a congelarlo.

Esto no sólo hace que el glaseado de queso crema no sea seguro para consumirlo posteriormente si ha habido un aumento de la proliferación de bacterias, sino que realmente disminuirá la calidad del glaseado, y realmente no tendrá un gran sabor o textura y podría acabar arruinando tu postre o pasteles.

Congelar pasteles escarchados

Para obtener los mejores resultados, debes intentar congelar el glaseado y los pasteles por separado, pero puedes congelar pasteles y magdalenas glaseados con queso crema.

Para ello, puedes optar por colocar el pastel en un recipiente hermético para el congelador y envolver el recipiente en papel de plástico para mayor protección, e introducirlo en el congelador, o envolver el pastel en un papel de aluminio y cubrirlo con papel de plástico.

Para las porciones más pequeñas, puedes cortar el pastel de antemano, con cuidado de no estropear el glaseado, y envolver las porciones individuales en papel de aluminio y papel de plástico, y colocarlas dentro de una bolsa de plástico para el congelador.

Así podrás disfrutar de un trozo de pastel cuando te apetezca, sin tener que descongelar todo el lote, que podría acabar desperdiciándose.

Para descongelar un pastel escarchado, puedes dejarlo en la nevera toda la noche para que se descongele.

Preguntas relacionadas

¿Se puede utilizar mantequilla salada en el glaseado de queso crema?

Puedes utilizar mantequilla salada en el glaseado de queso crema, pero es mejor utilizarla sin sal, ya que no tendrás demasiado control sobre el grado de salinidad del glaseado.

Sin embargo, si sólo tienes mantequilla salada a mano, puedes utilizarla y batir la receta, pero sólo añadir más sal al glaseado una vez que lo hayas probado. Es posible que no necesites añadir más sal, y no querrás acabar con un glaseado demasiado salado.

¿Cuál es la diferencia entre el glaseado y el escarchado?

El glaseado suele tener una consistencia más fina y es mucho más azucarado que el glaseado.

El glaseado es más grueso y esponjoso y tiene un sabor más refinado. El glaseado es perfecto para crear decoraciones detalladas, mientras que el glaseado se utiliza para cubrir un pastel, añadir sabor y aportar algo de humedad adicional a un pastel.

¿Se puede añadir leche al glaseado de queso crema?

Si el glaseado resulta demasiado espeso, por ejemplo, si has añadido demasiado azúcar en polvo, puedes añadir una o dos cucharadas de nata espesa o leche, para diluir ligeramente la mezcla sin que quede demasiado líquida.

Puedes seguir congelando el glaseado de queso crema de la misma manera si se añade una pequeña cantidad de leche o nata.

Congelar el glaseado de queso crema

Puedes guardar los restos de glaseado de queso crema que hayas hecho colocándolos de forma segura en el congelador. Esto no sólo reduce el desperdicio, sino que te asegura tener a mano el glaseado de queso crema para cuando lo necesites, y quizás no tengas todos los ingredientes que utilizas para hacerlo.

Como el queso crema puede quedar un poco apelmazado y aguado, tendrás que batir un poco el glaseado de queso crema descongelado, pero después tendrás un glaseado de queso crema perfectamente bueno para usar.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Se puede congelar el glaseado de queso crema? - La mejor manera puedes visitar la categoría Congelar.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir