¿Se pueden refrigerar los plátanos? - Cómo conservar los plátanos

Los plátanos deben ser refrigerados

¿A quién no le gustan los plátanos? Esta fruta dulce, pero no demasiado, llena y es rica en potasio y otras vitaminas saludables.

Los plátanos son el tentempié perfecto para cualquier momento del día. El truco está en encontrar la manera de tenerlos siempre a mano sin preocuparte de que se maduren en exceso en tu mostrador.

¿Puedes refrigerar los plátanos? Puedes refrigerar los plátanos maduros para que se mantengan frescos durante más tiempo, pero refrigerar los plátanos inmaduros detendrá el proceso de maduración y hará que la cáscara se vuelva negra. Si pones los plátanos en la nevera después de que hayan empezado a ponerse marrones, se convertirán en papilla aún más rápido. Lo mejor es refrigerar los plátanos maduros, pero aún amarillos, hasta dos semanas.

Sin embargo, hay algunos productos en el mercado que ayudarán a que tus plátanos se mantengan frescos durante más tiempo. Sigue leyendo para conocer toda la información que necesitas para saber cómo conservar los plátanos para que estén perfectamente maduros el mayor tiempo posible.

Índice

Refrigerar los plátanos

Todos hemos ido a la tienda, hemos comprado un racimo de plátanos más grande de lo que podemos comer y nos hemos preguntado cómo utilizarlos todos. Nunca falla: cuando los traes a casa, están muy verdes, pero aparentemente de la noche a la mañana se vuelven marrones y se ponen blandos.

¿Cómo evitar que se conviertan en un desastre blando? La vieja regla de guardar los plátanos exclusivamente en la encimera, en un bonito frutero, está anticuada. ¡Es hora de empezar a guardar los plátanos en la nevera!

Cómo guardar los plátanos en la nevera

Los plátanos son una fruta tropical que necesita calor para madurar. Poner el plátano en un frigorífico frío retrasará instantáneamente el proceso de maduración.

La cáscara se manchará y se volverá marrón, pero la fruta se mantendrá igual que cuando la pongas en la nevera, prolongando la vida útil de tus plátanos una semana más o incluso dos.

El factor más importante que debes tener en cuenta antes de meter los plátanos en la nevera es esperar a que estén perfectamente maduros para tu gusto.

Si los metes en la nevera antes de que estén maduros, seguirán verdes, al menos por dentro. La piel seguirá poniéndose negra, pero la fruta no madurará. 

Simplemente colócalas en el cajón de las frutas, asegurándote de que la piel sigue intacta, y ya está.

Si guardas otras frutas con los plátanos o abres el cajón con frecuencia, tal vez quieras envolver los tallos en papel de plástico, del que hablaremos más adelante. 

Los plátanos son una fruta amigable y prestarán gustosamente su olor y sabor a otras cosas de tu nevera, como el pan y los postres.

Si guardas plátanos en tu nevera, asegúrate de que todos tus alimentos están bien guardados en recipientes herméticos o en envoltorios de plástico, y así no tendrás accidentalmente un sándwich de pavo con sabor a plátano.

Ten en cuenta también que los plátanos son frutas delicadas y se magullan con facilidad, así que trátalos como corresponde.

Las mejores formas de conservar los plátanos frescos

La forma más habitual de conservar los plátanos durante más tiempo es envolviendo los tallos en plástico transparente. Esto evita que parte del gas que desprenden los plátanos llegue a cualquier otra fruta cercana. Este método es más eficaz y cómodo a la larga si separas todos los plátanos y envuelves cada uno de ellos individualmente.

También puedes colgar tus plátanos en un platanero alejado de la luz solar. Esto evita que los fondos se magullen y permite un flujo de aire uniforme.

Si quieres que los plátanos maduren más rápidamente, puedes guardarlos en una bolsa de papel abierta con otros tipos de fruta que ya estén maduros. 

Como ya hemos dicho, en cuanto los plátanos estén maduros a tu gusto, puedes colocarlos en el frigorífico.

Los mejores recipientes para almacenar plátanos

1. Recipiente de almacenamiento para plátanos Joie Monkey

Si odias los plátanos magullados y quieres tomar más precauciones contra ellos, puedes mantener tus plátanos a salvo en un recipiente de almacenamiento especialmente diseñado, como el de Joie Monkey.

Además de ser de un encantador color amarillo en la parte inferior con una tapa transparente con un adorable mono, son muy útiles.

Características principales:

  • Más grande que la mayoría de los portaplátanos para acomodar incluso plátanos grandes
  • Fabricados con plástico libre de BPA aprobado por la FDA
  • Se pueden lavar en el lavavajillas para facilitar la limpieza

El mayor inconveniente: El único inconveniente de estas vainas es menor. Si tienes un plátano muy curvado, puede que no encaje bien. Estas vainas están diseñadas para plátanos de forma más "estándar", no para los que tienen medio círculo. 

2. Bolsas verdes para frutas y verduras de la nevera

¿Qué pasa si tienes un montón de plátanos que necesitas evitar que maduren demasiado rápido?

Las frutas desprenden algo de gas después de ser cortadas del árbol. Este gas es el que acelera el proceso de maduración haciendo que los plátanos pasen de verdes a papilla casi de la noche a la mañana.

Tienes que controlar la fuga de gas antes de que se convierta en un problema. Las bolsas verdes para frigorífico son estupendas si tienes que almacenar un montón de plátanos, ya sea en la encimera o en el frigorífico.

Características principales:

  • Fabricadas con un mineral natural que elimina el gas que crea la fruta, evitando que se madure en exceso
  • Reutilizable: sólo tienes que lavarlo, secarlo y guardarlo para la próxima vez
  • Fabricadas sin BPA en una instalación independiente en Estados Unidos
  • Duraderas: son perfectas para empacar bocadillos de viaje o incluso para usarlas como bolsas de almuerzo

El mayor inconveniente: El único inconveniente de las GreenBags es la acumulación ocasional de humedad. Pero esto se soluciona fácilmente colocando una toalla de papel en el interior de la bolsa antes de meter los productos. 

¿Cómo mantienen los plátanos frescos los supermercados?

¿Te has dado cuenta de que los plátanos de tu sección de productos favoritos están siempre casi perfectos? Hay dos razones para esta anomalía. 

  1. Los plátanos se cosechan cuando aún están verdes.
    1. Entre el árbol y la tienda, se les aplica un chorro de gas etileno, el mismo gas que liberan de forma natural. Esto produce el bonito color amarillo que buscamos en nuestros plátanos.
    2. Para evitar que maduren demasiado en las estanterías, siempre se exponen lejos de las manzanas, los tomates y los aguacates, porque esas frutas emiten ese mismo gas de forma natural. 
  2. Los plátanos son la fruta número 1 en ventas en todo el mundo, por lo que se venden constantemente.
    1. Es muy poco probable que veas los mismos plátanos incluso media hora después de haberlos visto por primera vez.
    2. En el caso de que un racimo de plátanos tenga tiempo de dorarse en el supermercado, lo trasladan a un estante de venta lejos de los amarillos.

Cómo evitar que los plátanos maduren

Algunas personas prefieren que sus plátanos permanezcan verdes. Son más firmes y menos dulces, y siempre hay algunos en el supermercado de este color.

He aquí cómo evitar que los plátanos maduren:

  • Pela y corta el plátano en rodajas, y cúbrelos muy ligeramente con zumo de limón o vinagre y guárdalos en un recipiente hermético o en una bolsa con cremallera en la nevera.

Ten cuidado cuando utilices este método, demasiado limón o vinagre, y tu plátano dulce se volverá bastante agrio.

Cómo evitar que los plátanos se vuelvan marrones

Los plátanos son una de las frutas más delicadas. Para retrasar el efecto de oscurecimiento, exponlos en un cuenco de cristal con aguacates verdes duros y sin madurar.

Los plátanos compartirán el gas que emiten con los aguacates, lo que ayudará a madurar los aguacates y, al mismo tiempo, retrasará el efecto de oscurecimiento de los plátanos.

Otra forma de evitar el pardeamiento es envolver los tallos de cada plátano en plástico y ponerlos junto con cualquier otra fruta que aún esté "verde". Se pueden guardar así en una bolsa de papel o en un cuenco sobre la encimera o la mesa.

Preguntas relacionadas

¿Puedes meter los plátanos en el congelador?

Si tus plátanos siguen estando demasiado maduros y blandos, ¡no los tires! Puedes congelarlos. 

Los pones en el congelador tal como están, con la cáscara y todo. Aunque esta forma es cómoda en el momento, puede ser molesta cuando llegue el momento de descongelarlos y utilizarlos.

Los plátanos que se han congelado con la cáscara y luego se han descongelado antes de usarlos, se convierten en un lío viscoso y casi imposible de pelar sin que salga puré de plátano por todas partes.

Para evitar el desorden, pela y envuelve los plátanos enteros individualmente antes de meterlos en el congelador. También puedes cortar los plátanos en trozos del tamaño de un bocado, extenderlos en una bandeja de horno y congelar los trozos individualmente.

Una vez que estén congelados, puedes transferirlos a un recipiente hermético apto para el congelador y no se amontonarán.

También puedes triturarlos antes de congelarlos, lo que es una gran opción para los batidos y la repostería. Si quieres saber cómo congelar plátanos, consulta este artículo: Cómo congelar plátanos triturados.

¿Se debe refrigerar el pan de plátano?

El pan de plátano es una de las delicias favoritas de mucha gente. Es suave, húmedo y delicioso. Puede guardarse ligeramente envuelto en la encimera durante un par de días, pero si no puedes comerte toda la barra en dos días, debes guardarlo en la nevera.

La humedad de los plátanos hará que el pan de plátano se enmohezca más rápido que el pan normal a temperatura ambiente. Envuelve bien tu pan de plátano en un envoltorio de plástico o utiliza una bolsa de pan de repuesto bien cerrada. 

El pan de plátano puede conservarse durante una semana o un poco más en la nevera. Sin embargo, tendrás que mantenerlo siempre envuelto para que no comparta el sabor a plátano con tus otros alimentos.

Por cierto, si te gusta hacer pan de plátano, ¡consulta nuestra reseña de las mejores harinas para el pan de plátano!

¿Cómo se evitan las moscas de la fruta?

Las moscas de la fruta son una molestia habitual en los mostradores. A veces, la fruta que te llevas a casa de la tienda ya tiene adheridos huevos microscópicos de mosca de la fruta. Para evitar que eclosionen en tu casa, lava el exterior de todas las frutas al llegar a casa.

Asegúrate de que toda la fruta está completamente seca antes de guardarla. ¿Qué es peor, las moscas o el moho? Es mejor evitar ambas cosas asegurándose de que las frutas y verduras estén limpias y secas.

Para reducir aún más la posibilidad de una plaga de moscas de la fruta en tu cocina, puedes guardar la fruta en el microondas, en el horno o incluso en el horno tostador para mantenerla a temperatura ambiente pero sellada. Eso sí, no olvides sacarlos antes de encender el calor.

¿Se pueden refrigerar los aguacates?

Al igual que los plátanos, los aguacates pasan de no estar maduros, a estar en su punto, a estar demasiado maduros aparentemente de la noche a la mañana. La buena noticia es que puedes guardar los aguacates en la nevera. Sólo tienes que elegir el momento adecuado. 

La refrigeración retrasa drásticamente el proceso de maduración. Si metes un aguacate en la nevera antes de que esté lo suficientemente maduro, tardará una eternidad en ser comestible.

Por otro lado, si metes un aguacate en la nevera cuando empieza a ponerse blando, no sólo se quedará blando, sino que puede acelerar la maduración de los demás productos de tu nevera.

En cuanto tu aguacate esté exactamente como lo quieres, debes comerlo inmediatamente o meterlo en la nevera.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Se pueden refrigerar los plátanos? - Cómo conservar los plátanos puedes visitar la categoría Almacenar.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir