¿Es necesario refrigerar el queso? - Cuáles sí y cuáles no

Queso

¿Tienes queso de sobra en casa pero no tienes espacio suficiente para guardarlo en la nevera? 

Si alguna vez te has preguntado si se puede guardar el queso en el exterior, estamos aquí para decirte que sí se puede, ¡pero sólo en determinadas condiciones!

Hay muchos quesos diferentes, ¡y todos se fabrican de forma diferente! Algunos duran más en temperaturas frías, mientras que otros pueden almacenarse en la encimera.

¿Es necesario refrigerar el queso? Los quesos duros, como el Parmigiano Reggiano, el Pecorino Romano y algunos quesos fundidos pueden sobrevivir a temperatura ambiente hasta unos días, pero los quesos blandos, como el queso crema y el requesón, deben mantenerse siempre refrigerados. 

Lee a continuación para saber más sobre los distintos tipos de queso, qué hace que duren más, cómo almacenarlos y algunas prácticas útiles. 

Índice

Queso que no necesita refrigeración

Todos los productos lácteos se estropean, ¡y el queso no es diferente! Pero hay algunas formas ingeniosas en las que el ser humano ha podido prolongar la vida útil de la leche.

En la época en que la refrigeración no estaba en la mente de nadie, utilizábamos formas alternativas de almacenar los alimentos para su conservación.

Se cree que el queso se inventó en parte para aumentar la vida útil de la leche y promover el uso de diferentes productos lácteos en nuestra dieta

La leche contiene grasas y azúcares, lo que la convierte en un objetivo para el crecimiento bacteriano. Por término medio, la leche puede estropearse en 3 horas a temperatura ambiente -¡este tiempo se reduce a la mitad si vives en un clima más cálido!

Pero gracias a generaciones de experiencia en el almacenamiento y a la experimentación, la humanidad ideó una forma no sólo de conservar el queso, sino también de "envejecerlo" para desarrollar su sabor. 

Como regla general, el queso duro puede sobrevivir unos días a temperatura ambiente debido a su bajo contenido de humedad. 

Estos tipos de queso son muy densos y también pueden considerarse "secos". Sin embargo, como la fabricación de queso no es una ciencia exacta, el contenido de humedad puede variar en cada bloque o rueda de queso.

Esto significa que, aunque puedes conservar las ruedas o bloques de queso duro al aire libre, debes mantenerlos siempre refrigerados si quieres conservarlos durante más tiempo. 

Recuerda que el queso duro no es invencible. Está sujeto a la putrefacción y al moho como cualquier otro producto lácteo. Sólo que pueden durar más tiempo en temperaturas frías.

En algunos casos, aunque al bloque le salga moho, se recorta la capa superficial y se reutiliza cuando sea necesario. Pero no lo intentes en casa. El queso con moho sólo lo manipulan los expertos que saben lo que hacen. 

Por tanto, si tienes en casa un queso duro que ha desarrollado moho, la opción más segura es tirar el bloque, a menos que tengas instrucciones específicas del fabricante sobre lo que debes hacer.

Estos son algunos quesos famosos que pueden sobrevivir sin refrigeración:

Parmigiano Reggiano 

Este queso es famoso por su textura dura y granulada y su delicioso sabor. El Parmigiano Reggiano se envejece a propósito en un entorno de temperatura controlada hasta 12 meses. 

Esto le da un sabor increíble y también le permite perder gran parte de su humedad natural, aumentando así su vida útil.

Normalmente, este queso se elabora en condiciones estrictas y no contiene aditivos ni conservantes, lo que lo convierte en una opción totalmente natural para los amantes del queso. 

El bloque de queso suele venderse frío, pero una vez que lo lleves a casa, puedes conservarlo a temperatura ambiente hasta 2-3 días.

Si vives en un clima muy cálido, te recomendamos que mantengas el queso fuera no más de 1 día. Si vives en un clima más frío, puedes conservar el queso hasta 3 días. 

Sin embargo, siempre es mejor seguir las instrucciones de conservación que figuran en el envase del queso. Los fabricantes imprimen la fecha de consumo preferente en cada bloque de queso junto con información sobre cómo almacenarlo.

El queso duro debe almacenarse en un lugar fresco, seco y oscuro si quiere sobrevivir al exterior. Si no se dan estas condiciones, ¡el queso puede empezar a estropearse! 

Pecorino Romano

El pecorino romano es otro gran queso italiano que tiene una superficie lisa pero una textura dura.

Es mucho más salado que otros tipos de queso y se envejece de forma similar para desarrollar un sabor terroso y herbáceo. 

Este queso también puede sobrevivir hasta 2 ó 3 días a temperatura ambiente, siempre que se almacene de forma correcta.

Si el queso está sometido a grandes diferencias de temperatura y si se corta o se guarda cerca de la humedad, entonces está destinado a estropearse en 2 días. 

Por eso debes seguir el protocolo de almacenamiento "seco-enfriado-oscuro" cuando se trata de queso curado y duro. 

Ten en cuenta que el queso curado se almacena justo por debajo de la temperatura ambiente, por lo que es seguro que puede soportar fácilmente la temperatura ambiente normal durante unos días.

Sin embargo, si quieres aprovechar al máximo el queso, te recomendamos encarecidamente que lo mantengas refrigerado. 

Una vez más, es mejor seguir la información de almacenamiento del fabricante que experimentar por tu cuenta.

Este queso sólo debe almacenarse en el exterior en circunstancias especiales o en caso de emergencia; de lo contrario, la mejor opción es guardarlo en el frigorífico.

Quesos curados 

El gouda y el cheddar curados pueden sobrevivir igualmente en el exterior durante 2 ó 3 días. Pero algunas variedades pueden no ser adecuadas para más de un día. 

Esto depende del contenido de humedad del queso. Por ejemplo, el cheddar curado con una textura dura puede sobrevivir más tiempo que algunas variedades de gouda y viceversa.

Queso procesado

Aquí entramos en las categorías de productos lácteos "conservados artificialmente" y "pasteurizados". 

Los productos de queso producidos en masa que se mantienen en las estanterías sin refrigeración pueden durar más tiempo porque se mantienen sellados y/o se mezclan con conservantes y se pasteurizan. 

Un ejemplo perfecto de esto es el queso americano. Este queso está diseñado para soportar la temperatura ambiente mientras no se abra.

Una vez que el queso se abre y se expone al aire y a la humedad, es mejor mantenerlo congelado o refrigerado.

Estos productos pueden conservarse a temperatura ambiente hasta un año (a menos que se especifique lo contrario), pero una vez abiertos, deben consumirse dentro del plazo escrito. 

Recuerda que, como máximo, el tiempo de conservación de cada queso a temperatura ambiente no debe ser superior a 3 días.

Queso que necesita ser refrigerado

En el otro lado del espectro, algunos tipos de queso necesitan siempre refrigeración.

Se denominan "quesos blandos" e incluyen los siguientes

Queso crema

Los productos de queso cremoso ya contienen estabilizadores y conservantes, sobre todo en el caso de los productos industriales fabricados en serie. 

Estos tipos de queso se conservan predominantemente en las estanterías sin refrigeración, pero en cuanto se abren, deben mantenerse en el frigorífico a 40 °F. Una vez abierto, el queso crema puede estropearse en 2 ó 3 horas.

Esto se debe a que tiene mucha más humedad que cualquier otro queso y es más susceptible al crecimiento de moho y bacterias. 

Debes evitar congelar el queso crema, ya que puede arruinar su textura. En caso de duda, comprueba siempre la parte posterior del envase para obtener más información sobre su conservación.

Queso de cabra

El queso de cabra está disponible en varias variedades, pero siempre se encontrará en el pasillo de los refrigerados de los supermercados.

Es otro ejemplo de queso blando que se vende en envases de plástico duro. Este tipo de queso requiere refrigeración las 24 horas del día, y lo ideal es almacenarlo a 40 °F. 

El queso de cabra es muy susceptible a la proliferación de bacterias, por lo que no debe conservarse en el exterior más de 1 ó 2 horas, dependiendo de las condiciones meteorológicas. 

En algunos casos, también puede aplicarse la congelación de este queso, pero comprueba en la parte posterior del envase las condiciones de almacenamiento adecuadas.

Queso cottage

Técnicamente, el requesón se considera semisólido. No es ni demasiado blando ni demasiado duro. Se considera que está en la categoría de "justo" cuando se trata de su textura.

Este queso se encuentra en abundancia en los supermercados y está disponible en varias variedades. Lo ideal es que el requesón se mantenga refrigerado en todo momento. 

El requesón puede sobrevivir unas horas en la encimera, pero esto depende mucho de dónde vivas y del tipo de queso que hayas comprado. 

Comprueba el reverso del envase y utiliza el queso dentro de la fecha de consumo preferente para obtener la mejor experiencia. 

Queso rallado

El queso rallado es un nombre genérico que se da a cualquier queso que se haya rallado para utilizarlo en pizzas, sándwiches y demás. 

Por ejemplo, puedes encontrar diversas variedades de mozzarella rallada, parmesano, cheddar, etc.

El queso rallado es sobre todo muy cómodo, pero al estar rallado también hace que el queso sea más susceptible de estropearse, ¡incluso más que el queso normal!

La razón es que los trozos de queso rallado son más propensos a la oxidación que el queso sólido o duro. Los trozos más pequeños pueden estropearse rápidamente y, si hay suficientes trozos comprometidos, todo el paquete lo está. 

Por eso el queso rallado se conserva tanto congelado como refrigerado. Para conservar cualquier queso rallado genérico basta con guardar el paquete en el congelador o en el frigorífico a 40 °F hasta la fecha de caducidad o de consumo preferente.

Aquí tienes un rápido vistazo a los tipos de queso y su duración de conservación:

Calidad Queso duro o procesadoQueso blando
Tipos Reggiano, Pecorino Romano, Gouda curado, Cheddar curado, Queso fundido. 40°FQueso cremoso, Queso de cabra, Requesón, Queso para pizza, Queso rallado.
Duración de la conservación (a temperatura ambiente)Duración de la conservación (a temperatura ambiente)1-2 horas para la mayoría de los quesos blandos.
Temperatura de almacenamiento (ambiente)68–72°FManténgase refrigerado
Temperatura de almacenamiento (Frigorífico)40°F40°F
Temperatura de almacenamiento (Congelador)0°F0°F

Consejos para almacenar diferentes tipos de queso

  • Almacena siempre el queso blando en la parte trasera del frigorífico para evitar cualquier diferencia de temperatura. La mayoría de la gente no se da cuenta del gran efecto que tienen las sutiles discrepancias de temperatura en los quesos blandos. 
  • Nunca congeles el queso blando, ya que puede perder su humedad y volverse desmenuzable y menos sabroso.
  • Guarda todos los tipos de queso en un recipiente apto para alimentos y hermético para evitar que se estropee. También puedes envolverlo con plástico alimentario para frenar la oxidación. Esto es especialmente importante para el queso que ha sido cortado. 
  • Inspecciona siempre el queso antes de usarlo. Algunas personas creen que está bien quitar el moho y comer queso duro, pero esto sólo debe hacerse en presencia de un experto en quesos. 

Signos de deterioro

En el caso del queso duro, comprueba siempre si hay moho, crecimiento difuso y decoloración. Estos signos indican que el queso se ha estropeado. 

Por otra parte, hay otros signos sutiles como el engrasado. Esto ocurre cuando el queso duro se ha dejado fuera durante demasiado tiempo.

El queso desarrollará un brillo que significaría que el queso se ha estropeado o que necesita refrigeración. 

Si el queso desarrolla un olor o sabor desagradable, lo mejor es tirar todo el bloque. No intentes eliminar el moho, ya que las bacterias pueden haber comprometido todo el bloque, no sólo la superficie.

También debes buscar los mismos signos de deterioro en el queso blando. La principal diferencia es que el queso blando debe mantenerse refrigerado en todo momento. 

Preguntas relacionadas

Ahora que lo sabes todo sobre los tipos de queso que requieren o no refrigeración, ¡aquí tienes algunas preguntas relacionadas!

¿Se puede cortar el queso duro en porciones más pequeñas para guardarlo?

El queso duro está disponible en bloques grandes o en ruedas.

Si quieres guardar el queso en la nevera, puede ser aceptable cortarlo en porciones más pequeñas, siempre que guardes cada porción en un recipiente hermético distinto (te recomendamos estos si necesitas un recipiente).

El queso duro se puede refrigerar o guardar en el congelador. Descongela sólo la porción que desees consumir y refrigera las sobras antes de que transcurran 2 horas desde que las cortaste y descongelaste. 

¿Qué tipo de queso no se puede congelar?

En la mayoría de los casos, el requesón, la nata y el requesón no deben congelarse. Esto se debe a su contenido de humedad.

Congelarlos puede resecarlos y también provocar una pérdida de sabor y textura. La mejor manera de conservarlos a corto plazo es mantenerlos en el frigorífico a 40°F. 

¿La mozzarella y el queso fresco deben servirse fríos o a temperatura ambiente?

Todos los tipos de queso se disfrutan mejor a temperatura ambiente. El queso congelado o refrigerado es aceptable cuando se trata de cocinar, como cuando se utiliza la mozzarella rallada congelada como cobertura de las pizzas. 

Lo ideal es descongelar el queso congelado en la nevera durante toda la noche o al menos durante 4-8 horas antes de servirlo. 

Si buscas una forma divertida de utilizar todos tus tipos de queso favoritos, aquí tienes un magnífico vídeo sobre cómo hacer una tabla de embutidos y quesos de la gente de Babish Culinary Universe.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Es necesario refrigerar el queso? - Cuáles sí y cuáles no puedes visitar la categoría Almacenar.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solococinar.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir